5 síntomas de la fatiga visual, y cómo prevenirla

A todos nos ha pasado alguna vez: nos pasamos 8 horas al día trabajando frente al ordenador, más luego otras cuantas entre el móvil y la tablet mirando Instagram, Twitter y demás… sin olvidar el ratito de Netflix antes de irnos a dormir. Y al día siguiente, más de lo mismo. Por eso no es de extrañar que después de una exposición tan excesiva a pantallas de ordenador y de dispositivos, notemos los ojos cansados, enrojecidos y con picor: es la fatiga visual.

5 síntomas de la fatiga visual, y cómo prevenirla
Imagen de Shutterstock

El problema no es tanto la pantalla en sí misma, sino el uso excesivo que muchos de nosotros hacemos de ella. Por eso, aquí vamos a repasar los principales síntomas de la fatiga visual provocada por el abuso de ordenadores y móviles, y cómo prevenirla (sin dejar de usar estos dispositivos que tanto nos gustan).

 

¿Qué es la fatiga visual?

El ojo está dotado de una serie de músculos que le ayudan a enfocar sobre elementos cercanos o lejanos. La fatiga visual ocurre cuando mantenemos los ojos fijos en un elemento que está cerca (como por ejemplo, la pantalla del móvil) durante demasiado tiempo. Por eso, si estamos mirando una pantalla durante demasiadas horas al día, sin cambiar de foco, al final los músculos de nuestros ojos se agotan y pierden la capacidad de enfocar de forma óptima.

Recomendado:   Reloj giratorio analógico para tu escritorio

 

5 síntomas de la fatiga visual

Si no tienes claro si lo que te sucede es un simple picor de ojos porque se te ha metido algo en ellos, o si se trata de fatiga visual, comprueba estos síntomas:

  • Ojos cansados. Uno de los primeros síntomas de la fatiga visual es precisamente ése: los ojos están fatigados, cansados, y por tanto les cuesta enfocar las cosas, sobre todo cuando cambias de un objeto cercano a otro lejano o viceversa. Si la cosa empeora esta fatiga puede derivar en dolor.
  • Ojos irritados. Quizás al principio notes sólo un picor, pero si no pones remedio, los ojos pueden acabar bastante irritados, enrojecidos y con sensación de quemazón. Son señales de que se te están secando.
  • Visión borrosa. Como decíamos antes, al estar fatigados, a los ojos les cuesta enfocar las cosas. Un problema que puede solucionarse con unas horas de descanso.
  • Dolor de cabeza o mareos. Éstos ya son los síntomas de que la fatiga visual se puede haber convertido en algo más serio. Si no tomas medidas, y el dolor de cabeza persiste más allá de un día, quizás tengas que pedir hora con el médico.
  • Dolor de hombros o de espalda. A medida que tu vista empeora y te sientes más incómodo, el cuerpo trata de ajustarse para solucionarlo. Y esto suele llevar a posturas forzadas, que acaban afectando al cuello, los hombros e incluso la espalda.
Recomendado:   Vídeo: protege tus gadgets estas vacaciones
5 síntomas de la fatiga visual, y cómo prevenirla
Imagen de Shutterstock

Como cada vez que tienes un problema físico, es mejor atajarlo cuando todavía los síntomas son leves. Dejar pasar el tiempo sin hacer nada sólo contribuirá a que la situación empeore. Además, en la mayoría de casos, la fatiga visual causada por un uso excesivo de pantallas se elimina con tomarse los descansos adecuados.

 

Cómo prevenir la fatiga visual

Y hablando precisamente de evitar la fatiga visual, hay pequeñas costumbres que puedes adoptar desde ya para prevenir su aparición. Cosas como las siguientes:

  • Utiliza lágrimas artificiales para lubricar y rehidratar tus ojos. Cuando miramos una pantalla, tendemos a parpadear menos de lo necesario; de ahí que los ojos se sequen más rápidamente, y esta sequedad provoca irritación.
  • Relacionado con el punto anterior, procura que la habitación donde estás trabajando tenga un nivel de humedad suficiente – entre el 30% y el 50%. Cuanta menos humedad haya, peor para tus ojos. De ahí que la calefacción irrite los ojos de algunas personas.
  • Coloca tu monitor en la posición adecuada: más o menos a un brazo de ti, y regulado en altura de forma que al mirar recto, tus ojos enfoquen su borde superior. La idea es que tengas que mirar más bien hacia abajo cuando usas el ordenador, porque así mantendrás los párpados algo más cerrados – y eso evita que los ojos se sequen tan rápido.
  • Tómate un descanso. Éste puede resultar el consejo más obvio, pero un ratito de descanso de pantallas ayudará a tus ojos a descansar y recuperarse. Y si no puedes descansar durante un buen rato, al menos aplícate de vez en cuando la denominada “regla del 20-20-20”: cada 20 minutos, mira durante 20 segundos a un objeto situado a 20 pies (unos 6 metros),
Recomendado:   La almohada inteligente, el gadget que te falta para dormir mejor
5 síntomas de la fatiga visual, y cómo prevenirla
Imagen de Shutterstock

Con estos sencillos consejos puedes evitar la fatiga visual sin tener que renunciar (al menos, no del todo) al uso de tus dispositivos favoritos.

Publicar comentario

*