Gmail: 5 trucos para hacerlo más seguro

Con la cantidad de peligros potenciales que puedes encontrar en Internet, nunca está de más ser precavido y tomar las medidas de protección oportunas, antes de que pase cualquier cosa de la que podamos arrepentirnos.

Gmail: 5 trucos para hacerlo más seguro

Una de las vías de entrada más usadas para ataques online es el correo electrónico, como por ejemplo Gmail. Por eso es importante tener nuestra cuenta lo más protegida posible – sin renunciar por ello a la facilidad de uso. Aquí tienes 5 trucos que te ayudarán a hacer más seguro tu cuenta de Gmail.

 

Mejora tu contraseña

No me cansaré de recordar lo importante que es tener una contraseña segura. No vale con poner el nombre de tu perro, la fecha de tu cumpleaños o cualquier otro dato personal que se puede extraer fácilmente de tus perfiles en redes sociales.

Las mejores contraseñas son aquellas compuestas de combinaciones de letras, números y caracteres alfanuméricos, que sean lo más largas posible, y por supuesto que sean todas diferentes (nada de usar la misma para todo). Aquí tienes unos cuantos consejos para crear mejores contraseñas.

Como lógicamente no vas a poder recordarlas todas, también es hora de que empieces a usar un gestor de contraseñas.

 

Usa el modo incógnito

Aunque hoy en día llevamos encima casi todo el tiempo el móvil, hay ocasiones en las que no tenemos acceso a Internet a mano y tienes que usar un ordenador público (en un hotel, una biblioteca, etc.) o utilizar el de un amigo para consultar tu Gmail.

Recomendado:   Vídeo: 5 consejos para mejorar tu seguridad online

En estos casos es imprescindible usar el modo incógnito (o privado, según el navegador que uses) para borrar cualquier rastro de uso que dejes tras de ti – y también cierra tu sesión para evitar que te la dejes abierta por despiste.

Aquí te explico con más detalle qué es el modo incógnito y para qué puedes usarlo.

 

Activa la verificación en dos pasos

La verificación en dos pasos añade una capa de seguridad extra a tu cuenta de Gmail. Una vez la has activado, para entrar en ella será necesario introducir, además de la contraseña, un código único que Google enviará a tu teléfono móvil. De esta forma sólo quien tenga tu móvil podrá acabar el proceso de identificación y entrar.

Aquí puedes aprender cómo se activa la verificación en dos pasos en Gmail (y otros servicios).

Gmail: 5 trucos para hacerlo más seguro

 

Cifra tu mensajes de email

Cifrar los mensajes quiere decir que si alguien los intercepta, esa persona no podrá descifrar lo que éstos contienen. Es como si estuvieran escritos en código, y ese código fuera indescifrable. La conexión HTTPS de Gmail ya ofrece cifrado básico, pero si buscas algo más, puedes por ejemplo usar la extensión de Chrome Mailvelope, con la que puedes cifrar los mensajes de forma muy sencilla.

Recomendado:   Cómo instalar y actualizar todos tus programas favoritos en un par de clics

Comprueba el historial de actividad

Igual no te has fijado nunca, pero en la parte inferior de la pantalla principal de Gmail, abajo del todo a la derecha, tienes una pequeña línea de texto que indica cuánto se ha registrado actividad en tu cuenta por última vez. Es una forma de saber si alguien ha entrado cuando tú no estabas usando tu correo.

Además, si haces clic en “Detalles” podrás ver más información sobre las sesiones iniciadas, como el navegador utilizado, la dirección IP, y la fecha y hora concretos de acceso.

Publicar comentario

*