Análisis: auriculares Bluetooth de Sony

Una de las cosas que menos me gustan de salir a caminar o correr con música es que a los auriculares les cuesta “aguantar” el ritmo: se mueven, se descolocan, o hasta llegan a caerse. Incluso si sólo voy caminando, tengo que estar continuamente ajustándolos para escuchar bien la música. Por eso, cuando Sony me ofreció probar estos auriculares Bluetooth MDR-AS700BT, especialmente diseñados para uso activo y deportivo, no me lo pensé dos veces.

Análisis: auriculares Bluetooth de Sony

Eso sí, tengo que reconocer que al ver su imagen, lo primero que pensé fue “esto tiene que ser incomodísimo”. Sólo después de probarlos me di cuenta de lo equivocada que estaba, y de lo mucho que puede mejorar un buen paseo o una sesión de running si tus auriculares están a la altura de las expectativas.

 

Presentación

Efectivamente, los auriculares Bluetooth me han sorprendido gratamente, aunque no me lo pusieron fácil al principio: sacarlos de su embalaje es todo un reto, en especial si, como es mi caso, necesitas guardar la caja para más tarde. En caso contrario, recomiendo no tener piedad y romper el envoltorio (con cuidado, eso sí) por donde sea preciso para poder sacar tus auriculares de esa especie de prisión de plástico.

 TAGS:

Además de los auriculares en sí, encontrarás un cable USB de pequeño tamaño para cargarlos y manuales de instrucciones en varios idiomas – aunque estos últimos seguramente no te harán falta, gracias a la facilidad de uso de estos auriculares. Es curioso porque sólo tienen tres botones, pero usándolos de diferentes formas, tienes acceso a todas las funciones necesarias.

 

Primera toma de contacto

El primer paso con estos auriculares es, lógicamente, cargarlos. Para ello, como comentaba antes, vienen provistos de un cable USB de corta longitud con el que poder enchufarlos al ordenador. Si prefieres enchufarlos a la corriente, siempre puedes usar un adaptador de USB a enchufe, o cualquier otro cable con conector miniUSB que tengas por ahí, puesto que ése es el conector usado por los auriculares. La carga es muy rápida; según las instrucciones tarda aproximadamente una hora y media, pero diría que en mi caso fue incluso menos que eso.

Recomendado:   Las novedades de Sony en el MWC: Xperia M4 Aqua y Xperia Z4 Tablet

 

Conexión Bluetooth

Con los auriculares cargados, llega el momento de conectarlos con el dispositivo Bluetooth con el que los vas a usar.

 TAGS:

Apretando el botón Power durante más de 7 segundos, los auriculares entran en modo “emparejamiento”, de forma que desde el menú de Bluetooth de tu móvil o reproductor MP3 los puedes buscar y conectarlos. Todo el proceso funciona sin problemas, y en menos de un minuto. Ni siquiera tuve que mirar las instrucciones.

Es más, si el móvil con el que vas a usar los auriculares tiene soporte para NFC, puedes usar esta tecnología para encender los Sony, emparejarlos y conectarlos directamente con tu móvil. ¡Todavía más fácil!

 

Es hora de correr

Llega la hora de poner los MDR-AS700BT a prueba. En total salí con ellos 3 veces (unos 45 minutos cada una), y de las tres sesiones obtuve conclusiones buenas, y otras no tanto. Por encima de todo, me quedo con su sorprendente comodidad.

 TAGS:

Como decía antes, nada más verlos fuera de la caja pensé que iban a ser muy incómodos. Nunca había usado auriculares con este diseño. y soy bastante delicada para estas cosas. Pero la experiencia me demostró lo contrario. No sólo son muy cómodos, sino que además no se mueven un ápice de su sitio. Por fin puedo caminar por la ciudad o correr sin tener que estar preocupándome de si se me caerán los auriculares.

Recomendado:   Análisis: altavoz bluetooth Sony SRS-X11

Eso sí, hay que tener en cuenta dos cosas: si llevas pendientes, mejor quítatelos porque con los auriculares puestos te pueden molestar bastante (hasta ahora, usando auriculares in-ear, no me había tenido que preocupar de eso). Y dos, si llevas alguna prenda cerca del cuello (por ejemplo, una braga o un impermeable si sales a correr en invierno), quizás tengas que recolocártelo un poco para que no roce con la diadema de los auriculares. Pero salvo esos dos pequeños detalles, los auriculares MDR-AS700BT de Sony cumplen con creces: son muy cómodos y no se mueven en absoluto.

En cuanto a la calidad del audio, personalmente me parece buena. Los bajos están bastante marcados, así que si ya te gusta escuchar la música así, estarás satisfecho. Si prefieres una configuración con graves menos acentuados, quizás no tanto. En cualquier caso, las instrucciones indican que se puede variar entre dos modos de calidad de audio: una que da prioridad a la calidad de la música, y otra que prioriza la estabilidad de la conexión.

 TAGS:

También descubrí que el volumen tiene un límite, supongo que por la salud de tus propios tímpanos. No me parece mala idea, porque tengo tendencia a escuchar la música (¿demasiado?) alta, pero por otro lado, si vas escuchando una canción especialmente baja en condiciones de mucho ruido ambiental, te pierdes parte de la reproducción.

Algo que me gustó especialmente fue cómo puedes controlar todo lo que necesitas de un reproductor (subir y bajar volumen, pausar y reanudar la música, y moverte entre canciones) con sólo tres botones. Con los auriculares de Sony todo se basa en el tiempo que aprietas un botón: un toque normal al botón de subir el volumen sube el volumen, pero si lo mantienes apretado un poco más, pasa a la canción siguiente. Lo mismo para bajar el volumen, pausar la música, o apagar los auriculares. Todo ello, además, de forma muy intuitiva gracias a los pequeños relieves que te permiten identificar los botones con los dedos.

Recomendado:   Análisis: AirPods

Lo que ya no me gustó tanto es que en ocasiones se perdía brevemente la conexión Bluetooth y se producían microcortes en la reproducción de música – lo cual lógicamente no hace mucha gracia. A base de probar cosas, deduje que podía deberse a la cantidad de capas de ropa que “separaban” los auriculares del iPhone con el que los había conectado: un día que llevaba el iPhone en el bolsillo del pantalón y una chaqueta por encima, tuve microcortes; al día siguiente, sin chaqueta, todo perfecto. Puedo entender las limitaciones de una conexión Bluetooth, pero la verdad es que me esperaba que fuera un poco más “potente” en ese sentido.

 

Conclusiones

Hay muchas cosas buenas de los auriculares MDR-AS700BT de Sony: cargan rápido, son muy cómodos, su batería da para unas cuantas sesiones deportivas (hasta 9 horas, según las instrucciones) y no se mueven en absoluto. Sin olvidar que, gracias a su micrófono incorporado, puedes contestar llamadas con ellos también. Por otro lado, conviene tener en cuenta las limitaciones que mencionaba antes respecto a la conexión Bluetooth… y acordarse de no ponerse pendientes si vas a usarlos durante un buen rato.

 TAGS:

A pesar de esos pequeños inconvenientes, los Sony MDR-AS700BT me han convencido como una estupenda opción para disfrutar de tu música favorita mientras caminas por la ciudad o sales a correr. ¡Se acabó el tener que estar constantemente recolocando tus auriculares!

 

3 comentarios acerca de “Análisis: auriculares Bluetooth de Sony

  1. Con un Xperia M4 no he tenido ningún problema de cortes en la reproducción. Sin embargo su comodidad si usas gafas es limitada, ya que estas tienen a moverse. Cuando te los quitas y los dejas al cuello aprietan un poco pero no molestan. Les falta un poco de potencia pero por lo demás la calidad de sonido es muy buena, se emparejan en segundos con un solo toque y tienen buena autonomía.

    Responder

Publicar comentario

*