Análisis: Final Cut Pro X

Una última advertencia para aquellos que tengáis instalada la versión anterior de Final Cut Pro o la suite de Final Cut Studio: es aconsejable que echéis un vistazo a estos consejos de Apple para separar ambas instalaciones ya que determinadas funciones no serán compatibles entre ambas versiones.

Una vez se tiene claro la instalación no puede ser más sencilla. La propia Mac App Store descarga e instala los tres programas sin que haya que hacer nada por nuestra parte más que esperar. Me llamaréis antigua pero hasta eché de menos esos momentos donde leías los manuales de instrucciones en papel mientras ibas cambiando los dvds de instalación de la versión anterior. En fin, los tiempos cambian, oiga.

Nuevas y potentes funcionalidades

Final Cut Pro X se trata de una aplicación creada desde cero para poder aprovechar los equipos modernos con un Mac OS X de 64 bits y el soporte de muchos gigas de memoria RAM. El programa es más potente y más fluido, pero no sólo se ha hecho más rápido sino que Apple ha buscado crear un entorno de trabajo evolucionado con respecto a versiones anteriores; un entorno que además sea capaz de modernizar muchas de las convenciones tradicionales de la edición de video en este tipo de programas, como las líneas de tiempo tradicionales. 

 TAGS:

Las principales funcionalidades de Final Cut Pro X se pueden resumir en:

  • Magnetic Timeline: la línea de tiempo en la que irás “pegando” los diferentes fragmentos de vídeo, que se engancharán a los que ya estén presentes como si fueran imanes. Esto hace que sea más sencillo realizar operaciones cotidianas como eliminar espacios en blanco, o el clásico problema de líneas de tiempo anteriores donde introducir nuevos clips en un trabajo avanzado hacía que los fragmentos de vídeo existentes tuvieran que ser retocados.
  • Clip Connections y Compound Clips: Ahora Final Cut Pro X crea conexiones automáticas cuando arrastras elementos secundarios a la línea de tiempo, con lo que es más sencillo intercalar elementos y hacer que se muevan de forma conjunta sin que se desordene tu trabajo previo. Comparado con la versión anterior de Final Cut Pro ahora es mucho más sencillo tener todo organizado.
  • Inline Precision Editor: aunque con Magnetic Timeline es muy fácil usar las herramientas básicas de edición como el recorte con rizos, los desplazamientos y los deslizamientos, cuando necesites más precisión la tienes con tan sólo hacer doble clic en la línea de tiempo y acceder de esta forma al editor de precisión. Todo ello con unos pocos pasos y de la forma más fácil. 
  • Auditions: Auditions es la mejor forma para ver cómo quedan diferentes ajustes – desde cámaras lentas hasta añadir metraje adicional – antes de decidirte por la forma de edición que queda mejor en ese punto de la línea de tiempo. Una forma rápida de probar alternativas sin que tengas que preocuparte por la sincronización del resto del trabajo.
Recomendado:   Vídeo: análisis del iPhone 8 Plus

 TAGS:

haz clic para ampliar

Mejor organización y corrección de problemas comunes

Otro aspecto donde Final Cut Pro X te hará ganar tiempo es en las herramientas de organización que lleva incluidas. Antes se perdía mucho tiempo tan sólo clasificando y ordenando correctamente el material inicial. Ahora todo es mucho más sencillo gracias al análisis automático del contenido que hará Final Cut Pro X. El programa es capaz de analizar los clips de vídeo y aplicar metadata y etiquetas basadas en rangos, con las que luego será mucho más fácil ordenar y filtrar todos tu material.

Además la herramienta de análisis automático se puede configurar para que analice los diferentes clips durante la importación o en cualquier otro momento. Y lo mejor de todo es que no sólo tendrás todo mejor organizado y con más rapidez, sino que además la propia herramienta es capaz de detectar y dar solución a problemas comunes como imágenes con falta de estabilización, un balance cromático incorrecto o los niveles de audio desequilibrados.

Las palabras claves basadas en rangos o las “smart collections” te ayudarán a poder realizar búsquedas muy flexibles y localizar en cualquier momento un determinado material en tu biblioteca de clips. 

 TAGS:

haz clic para ampliar

Una vez que te acostumbras a esta forma de organizar la información es muy fácil trabajar con Final Cut Pro X y supone una considerable mejora con respecto a las carpetas y la forma de organizar ficheros de versiones anteriores. Todo está orientado a que te concentres en la edición la mayor parte del tiempo, y que el hecho de tener que manejar y filtrar la información se haga rápida y eficientemente. Algunas otras novedades de Final Cut Pro X que te ayudarán en tu trabajo incluyen el guardado de tu trabajo de forma automática o el poder deshacer acciones (“undo”) de forma ilimitada, por poner dos ejemplos.

Tareas en segundo plano

Una de las características que más nos han gustado y que suponen un gran avance en el rendimiento de Final Cut Pro X con respecto a versiones anteriores es la gestión de tareas en segundo plano. Tanto la transcodificación de ficheros como el renderizado final se lleva a cabo en segundo plano de forma eficiente y sorprendentemente veloz. Si tienes un Mac actual con un mínimo de memoria RAM (nuestro equipo de prueba cuenta con 8GB de RAM) podrás seguir trabajando y siendo productivo con el programa mientras que éste realiza una gran cantidad de tareas en segundo plano sin que supongan un impacto en su rendimiento.

Recomendado:   Consejos y trucos para sacar más partido a tu Apple Watch

Y gracias al gestor de tareas en segundo plano tendrás un control total sobre todas y cada una de ellas, pudiendo pausarlas, detenerlas o reanudarlas en cualquier momento.

 TAGS:

haz clic para ampliar

Edición simple y a la vez potente

Una vez que tienes tu material importado en Final Cut Pro X comienza el momento de editarlo. Inicialmente sorprende su aparente simplicidad ya que recuerda más a lo que estamos acostumbrados a ver en iMovie que las versiones anteriores de Final Cut.

En Final Cut Pro X tienes varias formas de editar los clips en la línea de tiempo: desde usar el ratón para arrastrar y soltar hasta usar los atajos de teclado para los diferentes comandos de edición. Si combinamos el hecho de que ahora la línea de tiempo ya no tiene los paradigmas de pistas de audio y vídeo de antaño junto a los nuevos botones de edición al final tenemos una nueva y más rapida forma de realizar las funciones básicas de edición -una vez que te acostumbras a ellas, claro.

 TAGS:

haz clic para ampliar

Asimismo agradecerás algunas de las nuevas funciones como la ya mencionada Auditions: arrastras un clip en otro clip y entonces podrás realizar todas las combinaciones y pruebas que quieras hasta obtener un resultado satisfactorio. Realmente rápido y fácil de usar.

Añade efectos a tu trabajo

Siguiendo con la filosofía de simplicidad y potencia los efectos se aplican arrastrándolos desde la ventana de efectos. Un detalle interesante es que desde dentro de Final Cut Pro X cuentas con visualizadores para tus librerias de iTunes e iPhoto. Y gracias a la nueva arquitectura de 64 bits así como las mejoras en rendimiento del programa ahora podrás tener previsualizaciones de los efectos para los clips antes de que los apliques, bastante útil.

Usando Motion podrás crear plantillas para tus efectos y luego será muy fácil aplicarlas desde dentro de Final Cut Pro X. Esta filosofía de se aplica tanto a Motion como a Compressor y parece estar pensada para que no te distraigas demasiado y lo tengas todo a mano una vez que estás metido de lleno en la edición de Final CutPro X.

 TAGS:

haz clic para ampliar

La edición del audio también es diferente a lo que estamos acostumbrados, pero bastante rápida y potente una vez que te haces a la idea. Una vez que tienes el audio separado en la línea de tiempo entonces podrás aplicar cualquiera de los filtros de audio o hacer ajustes de forma más manual. Por ejemplo ahora los fundidos de audio ya se añaden automáticamente a los clips.

Exportando el trabajo

Una vez tienes la edición es muy importante poder distribuirla de la forma y en el canal adecuado. Si cuentas con el hardware adecuado, Final Cut Pro  X te permitirá guardar tu producción en los soportes más comunes, incluyendo: Blu-ray, YouTube, Vimeo, Facebook, etc. Como hemos dicho al principio ahora compressor es una aplicación aparte pero si la tienes instalada en tu Mac será muy fácil usarla desde dentro de Final Cut Pro X gracias al menú de “exportar usando Compressor”.

Recomendado:   Soporte para iPhone en honor al Mac Classic

 TAGS:

haz clic para ampliar

Compressor sigue siendo una parte fundamental del proceso así que recomendamos comprar las tres aplicaciones (Final Cut Pro X, Motion y Compressor) para sacar todo el partido a tu sistema de edición no lineal. 

En resumen

Final Cut Pro X es un nuevo programa de edición de vídeo no lineal que se ha creado desde cero aprovechando las potentes y nuevas arquitecturas de 64 bits y partiendo de la premisa de simplificar al máximo el trabajo a la vez que no se limita la potencia de las herramientas. Algunas personas opinan que se trata de una versión con esteroides de iMovie más que una continuación de la suite profesional de edición de vídeo a la que nos tenía acostumbrados Apple.

En nuestra modesta opinión Final Cut Pro X sigue representando una muy buena opción a la hora de tener un potente sistema de edición de vídeo con cualquier ordenador más o menos reciente, especialmente al nuevo y atractivo precio. Si a esto le unimos el sistema de distribución mediante la Mac App Store – durante las semanas que hemos estado probando Final Cut Pro X ya ha salido un primer paquete descargable con nuevos filtros y funcionalidades mejoradas – acabamos teniendo un producto sólido que irá ganando en estabilidad y funcionalidades con el tiempo y con los futuros paquetes descargables.

 TAGS:

haz clic para ampliar

 TAGS:

haz clic para ampliar

Si no le tienes miedo a la nueva aproximación y si dejas de lado los prejuicios infundados que puedas tener descubrirás un programa que facilita y simplifica la mayoria de operaciones rutinarias a la hora de editar vídeos, con el que podrás crecer y obtener resultados profesionales. Si bien es cierto que todavía carece de algunas funcionalidades que algunas personas consideran importantes, la propia Apple ya ha dicho que no descarga añadirlas en futuras descargas y actualizaciones del programa.

Para la mayoría de usuarios avanzados y no profesionales como es nuestro caso Final Cut Pro X es ahora mismo la mejor opción de edición de vídeo del mercado, con un fantástico precio, y un programa imprescindible en tu Mac si consideras que iMovie se te queda pequeño y te gustaría poder hacer cosas más avanzadas.

 TAGS:

haz clic para ampliar

Si todavía dudas, tienes más información y detalles sobre Final Cut Pro X en la página de Apple.

2 comentarios acerca de “Análisis: Final Cut Pro X

  1. Es gracioso ver cómo todos ahora se mueren por las nuevas características de FCP como si Apple hubiera nuevamente inventado la pólvora (algo a lo que están acostumbrados a hacer y que los fanáticos -usualmente cegados- de Apple compran sin poner peros) , cuando softwares como PremierePro vienen implementándolas desde hace años. Magnetic Timelines, drag-n-drop de efectos y otros atributos son parte integral de Adobe desde hace al menos un lustro, al igual que las previsualizaciones de efectos en tiempo real.

    Trabajé durante muchos años con PC y desde hace un tiempo a esta parte tengo una Mac, que utilizo para edición de video y diseño gráfico. FCP me pareció siempre un software diseñado en los 90: la interfase es defectuosa y poco intuitiva, los seteos de proyectos son siempre un problema y el hecho de que haya que hacer render cada vez que algo se mueve de lugar es una ridiculez. A FCP le hacía falta un rediseño desde 0, pero la nueva versión parece un paquete de fuegos articiales para vacacionistas con camaritas HD y, a las claras, han dejado de lado al mercado profesional que durante tantos años les ha sido fiel.

    Me quedo con Adobe (que, de paso, integra con mucha más lógica todo el paquete gráfico que lo acompaña, y que gran parte del mercado usa: Photoshop, After Effects…). 

    Responder
  2. Yo de momento, tanto en el trabajo como en casa, tengo el Studio y sin perspectivas de cambio. Primero, porque no tengo el dinero y segundo porque ya me va bien lo que tengo.
    Soy poco dada a sumarme de buenas a primeras a los cambios y actualizaciones, y más si dan algunos errores… Prefiero esperar.

    No sé si me gusta mucho que el Final Cut X incluya tantos automatismos, si en verdad funcionarán…

    Estaré a la espera. Gracias por la review! 

    Responder

Publicar comentario

*