Análisis: gafas Pivothead con grabación de vídeo

Primer contacto

Lo primero que llama la atención de las gafas Pivothead es que su diseño no es muy distinto al de unas gafas normales y corrientes que puedas encontrar en cualquier óptica. Pueden resultar un poco voluminosas si estás acostumbrado a monturas metálicas finas, pero lo cierto es que pasan bastante desapercibidas.

 TAGS:

La cámara se encuentra en el centro de la montura, justo encima del puente, y los controles están todos en la patilla izquierda: botón de encendido, botones de vídeo y foto, indicadores LED de funcionamiento y un conector micro-USB.

 TAGS:

Las gafas vienen con su funda e incluso con su toallita para limpiarlas, como cualquier otro par de gafas normal – además de un cable micro-USB para conectarlo a tu ordenador y descargar tus vídeos y fotos.

 TAGS:

¿Son cómodas?

Las Pivothead son tan cómodas como otras gafas de diseño parecido. Lógicamente pesan un poco más que otras gafas deportivas (75 gramos) pero si tenemos en cuenta el sistema de grabación integrado, no parece tanto. Son robustas, con un diseño ligeramente curvado que se adapta perfectamente a la cara, y sus almohadillas de silicona consiguen que asienten bien en tu nariz.

 TAGS:

Para mayor seguridad, las gafas tienen dos pequeños agujeros en la parte posterior de las patillas, que puedes usar con una correa para que no se te caigan en plena grabación.

Recomendado:   Lightstream, para transmitir vídeo en directo desde tu navegador

Luces, cámara… ¡acción!

Aunque puedes utilizarlas para lo que quieras, la respuesta que primero te viene a la cabeza cuando te preguntas para qué usar las gafas Pivothead es la práctica deportiva. Para mí son una especie de equivalente de las cámaras GoPro, en formato gafas. Si practicas deportes de exteriores como ciclismo o esquí, por ejemplo, las Pivothead te permitirán grabar vídeos desde una perspectiva privilegiada: la misma en la que tú, en primera persona, vives esa experiencia.

Pero eso no quita que puedas usarlas en cualquier otra situación. Unas vacaciones, por ejemplo, también dan para mucho material interesante. Obviamente no es cuestión sólo de grabar material con las gafas, sino también de luego saber editar y montar ese vídeo con cierto gusto.

En mi caso, tengo que reconocer que mi vida durante las semanas en que he podido probar las Pivothead ha sido bastante más sosa: no he ido de vacaciones, ni he practicado deportes extremos. Pero bueno, eso no es impedimento para grabar un vídeo, por ejemplo, desde el coche.

Según la web de Pivothead, la batería de las gafas da para aproximadamente una hora y media de grabación, lo cual puede parecer poco, pero yo creo que es más que suficiente para grabar una sesión de deporte al aire libre o un paseo en coche. Además dura bastante en espera – durante estas tres semanas de prueba, en los días que han pasado entre uso y uso, no me las he encontrado nunca descargadas.

Recomendado:   Vídeo: análisis de la GoPro Hero 5 Session

Y después de grabar, ¿qué?

Como decía antes, toca convertir los vídeos en un bonito montaje. Sacarlos de las Pivothead es facilísimo, ya que sólo tienes que conectarlas al PC o Mac con su cable micro-USB y te aparecerán como una unidad de disco más – igual que cuando insertas una memoria USB. Luego, simplemente arrastra los ficheros de vídeo donde quieras guardarlos en tu disco duro.

 TAGS:

Las Pivothead tienen una memoria interna de 8GB, que según su web da para unas 2.500 fotos en la máxima resolución que permite su cámara (8 MP) y para aproximadamente una hora de vídeo en alta resolución (1080p a 30 fps). La única pega es que ésta es la memoria que hay, nada más. No hay ranura para tarjetas de memoria ni nada parecido. Por eso Pivothead recomienda borrar el contenido de las gafas en cuanto acabes de usarlas (pasándolo a tu ordenador) o usar el dispositivo Air Pivothead si no tienes un ordenador cerca.

 TAGS:

Conclusión

Las gafas Pivothead me han parecido un gran invento, sobre todo para los amantes de los deportes de exteriores a los que les gusta compartir sus experiencias en vídeo. Si no tienes un perfil deportista o no eres especialmente activo, quizás entonces no te parezcan tan interesantes. En ese sentido, como decía antes, son un poco como las cámaras GoPro, destinadas a un público en concreto con un estilo de vida específico.

Recomendado:   Vídeo: así es Clips, la app de Apple para editar vídeo

 TAGS:

En cualquier caso, no deja de ser una forma original y cómoda de grabar vídeo, desde la perspectiva más personal posible: la de tus propios ojos.

3 comentarios acerca de “Análisis: gafas Pivothead con grabación de vídeo

Publicar comentario

*