Análisis: Haier Pad 971

Cuando te planteas comprar una tablet es cuando te das cuenta de la enorme variedad de opciones que hay. Porque no se trata sólo de los iPad de Apple o de las marcas más conocidas, como Samsung o incluso Sony con sus Xperia.

En un rango de precios bastante menor también hay opciones interesantes, y una de ellas puede ser la Haier Pad 971, una tablet que hemos podido probar durante unas semanas gracias a un préstamo de la compañía.

Análisis: Haier Pad 971

Si bien no se trata de un producto de gama alta, ni encontrarás en ella características que te resulten satisfactorias si eres un usuario muy exigente, la Pad 971 de Haier es una estupenda alternativa para quienes no quieren gastarse mucho dinero en una tablet ni tampoco necesitan demasiado en cuestiones de rendimiento o autonomía. Pero echémosle un vistazo con algo más de detalle.

 

Aluminio y cristal: la Haier Pad 971 entra por los ojos

Nada más sacarla de la caja, la Pad 971 de Haier sorprende por su aspecto, elegante y cuidado, gracias a una carcasa enteramente fabricada en aluminio y a su pantalla de cristal de 9,7 pulgadas. En la parte superior puedes encontrar los conectores y ranuras principales (auriculares, cargador y tarjeta de memoria microSD), así como los botones de volumen y encendido en el lateral derecho. El altavoz se limita a una ranura en la parte trasera, que tampoco ocupa toda la zona.

Análisis: Haier Pad 971

Análisis: Haier Pad 971

Es importante tener en cuenta que esta tablet sólo funciona con WiFi; no hay posibilidad de usar con ella una tarjeta de datos para tener conectividad 3G.

Lo que más me sorprendió de la tablet al desempaquetarla es que viniera ya de fábrica protegida con uno de esos plásticos que se pegan sobre la pantalla para evitar rayones y otros posibles desperfectos. Personalmente les tengo bastante tirria a esos protectores y nunca los uso (no me suele gustar su tacto y creo que le restan capacidades a la pantalla), con lo que no tardé ni medio segundo en quitarlo. Me resulta curioso que el fabricante dé por hecho que todos los usuarios querrán tener uno de esos protectores colocados en la tablet y no deje la decisión en sus manos.

Análisis: Haier Pad 971

Entiendo el propósito de proteger la pantalla, pero en el caso de la Haier, la pantalla es mucho más agradable de tocar, tiene muchos menos reflejos y responde infinitamente mejor si se lo quitas. Así que si de todas maneras prefieres usarla con plástico, mejor cómprale uno de más calidad.

Por otro lado, una de las cosas que más me gustaron de la Haier Pad 971 al encenderla por primera vez es la calidad de su pantalla. La tablet cuenta con un panel IPS de 2.014 x 1.536 píxeles, con una densidad de 263 píxeles por pulgada. Números aparte, la pantalla se ve francamente bien, con buenos niveles de brillo y contraste, y colores muy naturales.

Análisis: Haier Pad 971

 

Android 5.1 y algunos extras interesantes

La Haier Pad 971 viene equipada con Android 5.1, que aunque es una versión más o menos reciente del sistema operativo de Google, queda claramente por detrás del más moderno Android Nougat. Pero lo peor no es eso, sino no tener claro exactamente si la Pad 971 se actualizará a alguna versión más reciente en los próximos meses, o se quedará tal cual.

Por otro lado, una cosa que me ha gustado es que el Android empleado por Haier apenas tiene elementos extra – parece bastante “puro” tanto en interfaz como en experiencia de usuario. De hecho, los extras que incluye hasta me parecen prácticos, como la suite Microsoft Office para poder usar la tablet también para cosas productivas.

Análisis: Haier Pad 971

 

Rendimiento y autonomía justos, sin más

Pero todos sabemos que las tablets se utilizan mayormente para un uso lúdico: navegación por Internet, ver vídeos, juegos… Y la Haier Pad 971 cumple a medias en estos propósitos.

Por ejemplo, para tareas livianas como navegar por Internet para leer noticias, consultar tu correo, mirar redes sociales, ver vídeos en YouTube, etc. es perfecta. Es el tipo de tablet que tienes a mano en cualquier rincón de la casa, ideal para esas consultas en Internet para las que da pereza encender el ordenador.

Lo mismo aplica si la quieres usar, por ejemplo, para ver algún capítulo de tu serie favorita, o un vídeo que hayas pasado previamente del ordenador a la tablet (cosa que puedes hacer de forma muy fácil y cómoda con ayuda de un simple cable USB). La tablet se comporta estupendamente y su pantalla de 9,7 pulgadas es más que suficiente para disfrutar de una serie o película con toda comodidad, en el sofá de casa o cuando vas de viaje.

Análisis: Haier Pad 971

Donde va un poco más justa, eso sí, es a la hora de jugar con ella. Aunque la Haier Pad 971 está dotada de un procesador de cuatro núcleos a 1,8 GHz, le cuesta mover juegos gráficamente exigentes con fluidez, hasta el punto que puedes experimentar cierto lag o pausas en la acción en pantalla. Ciertamente no es la tablet idónea si eres un jugador exigente que busca la mejor experiencia de juego posible en su dispositivo.

Por otro lado, otro punto que no me ha convencido es la duración de la batería, que me ha parecido por debajo de lo esperado. Con un uso normal (más navegación por Internet, redes sociales y vídeos que otra cosa), la duración está sobre las siete horas. En espera, y aunque en la web oficial hablan de ocho días, mi impresión es que no pasa de los cinco días.

Análisis: Haier Pad 971

No son malos números, eso está claro; pero estoy acostumbrada a autonomías mayores en otros modelos de tablet (incluso equipados con baterías menos potentes). En el caso de la Pad 971 de Haier, mover esa pantalla es probablemente lo que más efecto negativo tenga sobre la duración de la batería, que con una capacidad de 7.800 mAh debería ofrecer mejores resultados.

 

Conclusión

En resumen, y como decíamos al principio, la Haier Pad 971 es una estupenda tablet para un público muy concreto, que por un lado no es muy exigente en cuanto a prestaciones porque no busca lo último de lo último del mercado, y por otro busca una tablet con un precio ajustable a casi cualquier presupuesto.

Análisis: Haier Pad 971

Sus acabados en aluminio y cristal y un peso más que razonable (540 gramos) la hacen además bastante atractiva y cómoda en su uso diario – incluso en la mano de niños, para quienes también es una buena opción por su precio y robustez.

Puedes comprar tu Haier Pad 971 en Amazon, por ejemplo, por 169 euros más gastos de envío.

 

Publicar comentario

*