Análisis: Lego City Undercover para Wii U

Lego City Undercover empieza con la llegada de tu personaje, el policía Chase McCain, a Lego City – una versión de San Francisco recreada en los famosos bloques de colores. De hecho no tardarás en reconocer elementos tan característicos de la ciudad californiana como el Golden Gate, el edificio Transamerica, la isla de Alcatraz o la calle Lombard, entre otros.

 TAGS:

A tu llegada, la propia alcaldesa de Lego City te comunicará una mala noticia (el famoso delincuente Rex Fury ha escapado de la prisión) y te dará tu misión principal en el juego (detener a Fury otra vez). Además de esta línea argumental principal, McCain se verá envuelto en otras muchas misiones, en situaciones diversas, enfrentándose a todo tipo de villanos, a veces en solitario y a veces con ayuda.

 TAGS:

Un elemento que me ha parecido muy interesante en Lego City Undercover es la integración del GamePad en este juego. Casi al principio de la aventura, a Chase McCain le facilitan un dispositivo, una especie de ordenador portátil personal para ayudarle en sus misiones. Pues bien, ese dispositivo es precisamente el GamePad que tienes entre tus manos, y que podrás usar como mapa para moverte por la ciudad, para recibir llamadas de comisaría, para localizar pistas ocultas, para escuchar conversaciones, para hacer fotos… y mucho más.

 TAGS:

En Lego City Undercover empiezas como un policía, pero rápidamente te das cuenta de que vas a usar muchos otros trajes. Cada disfraz de Chase, que desbloqueas a lo largo del juego, le proporciona una habilidad diferente: con el de policía puedes usar un gancho con cuerda para colgarte de sitios, con el de ladrón puedes forzar puertas y cambiar cosas de colores, con el de granjero puedes saltar y planear de un edificio a otro, con el de astronauta puedes teletransportarte de un sitio a otro… En cada misión habrá momentos para un traje o para otro, dependiendo del reto o la prueba que tengas ante ti.

Recomendado:   Un vestido para mujer hecho con 12.000 piezas de LEGO

 TAGS:

Otro elemento imprescindible en Lego City Undercover son, por supuesto, las construcciones Lego. Todo (o casi todo) en este juego está hecho de Lego: los personajes, los edificios, los coches, las construcciones, las plantas, los animales… Y en muchas ocasiones, deberás destruir determinados elementos del paisaje para construir otros nuevos, necesarios para completar determinadas misiones.

 TAGS:

También tienes a tu alcance las superconstrucciones, para las que necesitas acumular piezas de Lego que vas recogiendo a lo largo de tu aventura. Estas superconstrucciones pueden incluir de todo, desde una estatua en forma de dragón que te permite completar una prueba hasta un puente para poder cruzar al otro lado de un barranco, pasando por los prácticos puntos donde recoger coches.

 TAGS:

Hablando de coches, en Lego City Undercover puedes probarlos todos. Cualquier forma de transporte que encuentres por la calle, desde un quad hasta un camión de la basura, es susceptible de ser requisada. ¡Al fin y al cabo, eres un policía y estás llevando a cabo una importante misión! A lo largo del juego puedes desbloquear diversos tipos de coches, y también los llamados time trials: pruebas donde debes completar un circuito urbano con un vehículo especial dentro un cierto límite de tiempo.

 TAGS:

Estas pruebas no son las únicas que tienes a tu alcance en Lego City Undercover. Otras son los free runs, donde tienes que realizar un circuito de obstáculos en plena ciudad con carreras, saltos, plataformas, cuerdas y demás, también antes de que se acabe el tiempo. Por no hablar de la cantidad ingente de elementos que puedes coleccionar: piezas de Lego doradas, partes del escudo de policía, coches y disfraces desbloqueables…

Recomendado:   GeoGuessr: averigua en qué rincón del mundo estás en este juego de Google Maps

 TAGS:

Lego City Undercover me está pareciendo en líneas generales un juego bastante sencillo. Es difícil que te maten. Las peleas son un mero trámite, no hay armas de fuego ni sangre (al menos que yo haya visto hasta ahora), y cuando se trata de saltar entre plataformas, caminar por una estrecha viga entre dos edificios o deslizarte por una cuerda, sólo tienes que seguir hacia adelante – McCain se encarga él solito de guardar el equilibrio. El juego además te va orientando en todo lo que tienes que hacer (hasta con flechas y todo), y aunque realmente el mapa es un mundo abierto que puedes explorar a tu gusto, tienes constantemente mensajes y “llamadas” de la comisaría al GamePad para recordarte que deberías estar haciendo tu misión principal.

Por eso decía al principio que Lego City Undercover no es un sandbox al uso, y que puede no ser muy atractivo para jugadores que buscan retos más exigentes. Es una aventura muy divertida con persecuciones, peleas, pruebas de lógica y un toque de humor, orientado a jugadores ocasionales o que simplemente no quieren complicarse la vida completando misiones.

 TAGS:

Eso sí, si hay un punto negativo que tiene Lego City Undercover, ése es el de los tiempos de espera. Sólo para empezar el juego tienes que hacer clic en cuatro botones: Start para empezar, A para seleccionar la partida guardada, A de nuevo para confirmar la selección (WTF?), y A otra vez para cerrar el aviso de “Esta partida se guarda automáticamente” (¿no valía con avisarlo sólo la primera vez que cargas el juego, como todos los demás?). Y luego, por supuesto, la pantalla de carga.

Recomendado:   BoxKitty: una casa totalmente personalizable para tu gato

 TAGS:

Una pantalla que volverás a ver cuando cargues misiones especiales, cuando completes una misión y vuelvas a la historia principal… en fin, que te la acabarás sabiendo de memoria.

Por suerte, y para mi gusto, es el único punto verdaderamente negativo de Lego City Undercover. Puede ser un juego demasiado fácil, puede que no sea un sandbox en el sentido estricto de la palabra… pero el encanto del universo Lego lo compensa con creces. ¡Para mí, uno de los juegos más recomendables del momento para Wii U!

Publicar comentario

*