Análisis: Samsung Galaxy S

Lo primero que llama la atención de este teléfono es su tamaño. El Samsung Galaxy S es bastante más grande de lo que esperaba. No es que sea un ladrillo, ya que es bastante finito (9,9 mm, uno de los teléfonos con Android más finos del mercado), pero sorprende por su tamaño y por su generosísima pantalla AMOLED de 4 pulgadas. La pantalla del Galaxy S es una de las grandes bazas de este móvil. Ofrece una gran calidad visual, e incluye hasta 7 escritorios personalizables en los que puedes poner los iconos de tus apps favoritas, accesos directos, carpetas y varios tipos de widgets. El teclado también ha mejorado bastante, al menos comparando con mi anterior experiencia con un teclado Android en el HTC Magic.

samsung-galaxy-s-pantalla-1

Otra cosa que me gustó mucho del Samsung Galaxy S (y de Android en general) es su sistema de notificaciones. La barra superior te ofrece en todo momento toda la información que necesitas sobre la actividad del teléfono: apps en descarga, llamadas perdidas, mensajes pendientes de revisar, etc. En el caso del Galaxy S, además, cuentas con mejoras como acceso directo a wifi, bluetooth, GPS y modo silencio del teléfono – perfecto para activar o desactivar dichas funciones sin tener que estar navegando por los menús del dispositivo.

Recomendado:   Esta gorra con paneles solares puede cargar tu móvil

samsung-galaxy-s-iconos

La cámara del Samsung Galaxy S tampoco se queda atrás: cinco MP, resolución máxima de 2560×1920, diversos modos de disparo, función de temporizador y un selecto abanico de filtros y efectos consiguen dejar atrás la idea de que la cámara de fotos es algo anecdótico en un móvil.

samsung-galaxy-s-mano-2

Por lo que respecta al dispositivo en sí, el Samsung Galaxy S cuenta con un botón central al estilo del botón único en el iPhone, además de dos botones exteriores («menú» y «atrás»), que a veces pulsas sin querer por su extremada sensibilidad. El teléfono es cómodo de coger – a pesar de su tamaño – pero tiene unos acabados de plástico que, sinceramente, deslucen la calidad de la tecnología empleada por Samsung en el Galaxy S. Le dan al dispositivo un aspecto de teléfono barato. Otros detalles son los botones laterales de volumen, el botón de reposo de teléfono y los conectores para auriculares y cargador en la parte superior. El cargador del Galaxy S, por cierto, tiene un tamaño muy reducido – otro detalle a agradecer.

samsung-galaxy-s-closeup

En términos generales, el Samsung Galaxy S me ha parecido un excelente teléfono en todos los aspectos, muy por delante de sus competidores en el mercado de Android. Con respecto a la tradicional rivalidad con iPhone, cada vez se hace más difícil elegir entre uno u otro: mientras que el teléfono de Apple se beneficia de unos excelentes acabados, una usabilidad a prueba de fuego, una maravillosa pantalla y una fantástica variedad y calidad de sus apps, el de Samsung tampoco se queda atrás con su excelente pantalla, una potente cámara y su alto grado de personalización en widgets y accesos directos en pantalla.

Recomendado:   Análisis: Samsung Galaxy Tab S4

samsung-galaxy-s-iphone

Al final, se trata más de una cuestión de gustos o afinidades («yo soy de Apple», «yo soy de Android») más que de poner a uno de los teléfonos por encima del otro.

2 comentarios acerca de “Análisis: Samsung Galaxy S

  1. Me alegro de que vuelvas a «jugar» con Android. Llevo 11 días con una SGS y la verdad es que estoy bastante de acuerdo con tu analisis, pero añadiría un par de cosas. El lag que tiene, especialmente froyo (Android 2.2, oficialmente actualizado para terminales libres españoles la pasada semana y, por lo visto desde hoy para los terminales Vodafone), y el consumo de batería por un lado, y el soporte para MS Exchange / hotmail por otro.
    Y si quieres/puedes cacharrear con el aparato, te recomiendo especialmente ADW Launcher. El launcher nativo está bien, pero este tiene un detalle que, para mi gusto, lo hace imprescindible.
    Y como siempre, agradecer el soporte paralelo de cantidad de gente por todo el mundo. Lo mejor de Android.

    Saludos,

    FR!

    Responder
  2. Muy bien el artículo. Añadir que cada vez se hace más difícil escoger entre Android y iPhone  con terminales como este Samsung Galaxy S y el HTC Desire HD máximos exponentes en estos momentos, a mi entender, de Android. Esperemos a ver los Galaxy Nexus S y Galaxy S2 de próxima aparición a ver que pasa. Gracias por la información!

    Responder

Publicar comentario

*