Análisis: Sony Xperia Tablet Z

Sony Xperia Tablet Z por fuera

El escaso peso de la Sony Xperia Tablet Z es lo primero que llama la atención al cogerla en la mano. Son menos de 500 gramos que, acostumbrada a los más de 650 del iPad, se notan. Se puede coger cómodamente con una mano – eso sí, teniendo cuidado de no apretar sin querer el botón de encendido, cosa que me ha pasado más de una vez.

 TAGS:

La Xperia Z tiene un diseño muy sobrio, tirando a cuadrado (con pocas curvas y redondeces) y está dotada de una pantalla con proporción 16:9 – ideal para ver vídeo. La sobriedad se nota hasta en las conexiones y botones que, menos el de encendido, están todos ocultos por pequeñas tapitas de plástico. A veces cuesta un poco abrirlos, pero no es un gran problema.

 TAGS:

Usándola con el PC

Hay muchas cosas buenas a destacar de esta tablet, además (repito) de su increíble ligereza. Una de las más obvias es que no tendrás muchos problemas de capacidad de almacenamiento, puesto que aunque la tablet se vende en dos modalidades de 16 y 32 GB, puedes usar tarjetas de memoria microSD de hasta 64 GB. Por otro lado, y al estar tan acostumbrada a usar un iPad, me llama la atención la facilidad con la que puedes hacer cosas tan sencillas en la Xperia Z como pasar películas del PC a la tablet: la enchufas vía USB, arrastras los archivos y listo.

 TAGS:

No hay que pasar por un software específico (iTunes) o convertir los ficheros de formato. Eso sí, si tienes un Mac tendrás que usar un pequeño programita llamado Android File Transfer, del que ya hablamos en su día.

Recomendado:   Tu próximo móvil podrá grabar vídeo a 1.000 fotogramas por segundo

 TAGS:

Una tablet con Android

La Sony Xperia Tablet Z viene equipada con Android Jelly Bean 4.1.2, sobre la que Sony coloca su propia “capa” de aplicaciones por defecto. Personalmente prefiero tener una versión “pura” del sistema operativo, sin capas extra (como en el Nexus), pero lo cierto es que las apps incluidas en la tablet no son nada intrusivas – es más, me resultaron bastante prácticas, como la app de mando a distancia para la tele, o la de  Walkman para escuchar música.

 TAGS:

Esta versión de Android, como ya pude comprobar en el análisis del Nexus, es una de las mejores que he probado hasta la fecha. Es suave, fluido, y no tiene esos pequeños saltos y micropausas de otras versiones anteriores de Android. Además, claro está, de las ventajas adicionales de un sistema como Android: puedes tener la tablet configurada en unos pocos minutos con sólo meter tu dirección de Gmail.

En realidad las únicas dificultades que he tenido con la Sony Xperia Z han sido las propias de alguien acostumbrado a otro sistema operativo, y que de repente debe habituarse a usar uno nuevo. Me costó horrores, por ejemplo, encontrar la forma de deshabilitar el molesto sonido de las teclas al ser pulsadas. O aunque Tweetings es un gran cliente de Twitter, sigo echando mucho de menos Tweetbot cuando pruebo dispositivos Android.

Algunos de los usos más intensivos que le he dado a la tablet, además de navegar por Internet o consultar redes sociales, han sido jugar y ver episodios de series. Imagino que éstos son los usos más frecuentes de los usuarios de tablet, y para estas cosas la Xperia Z va que ni pintada. Su pantalla de 10,1 pulgadas con resolución 1.920×1.200 píxeles ofrece una extraordinaria calidad y te permite disfrutar de tus vídeos o partidas con todo detalle. El procesador Qualcomm a 1,5 GHz y los 2 GB de memoria RAM también ayudan a que la experiencia sea lo mejor posible.

Recomendado:   Análisis: auriculares h.ear on wireless MDR100ABN de Sony

 TAGS:

También sirve como cámara

Otro punto fuerte de la tablet de Sony es la cámara de fotos, de 8,1 MP y con capacidad para grabar vídeo en alta definición (1080p). Tiene además otros elementos interesantes como un captador de sonrisas (que hace la foto automáticamente en cuanto las detecta), un modo HDR, un temporizador para programar las fotos, un estabilizador de imagen, un puñado de filtros y efectos especiales, y la posibilidad de modular tanto ISO como balance de blancos, entre otras cosas.

 TAGS:

 TAGS:

Personalmente las tablets no me parecen el dispositivo más cómodo para hacer una foto, pero en caso de necesidad siempre va bien contar con una cámara de fotos que te puede sacar de un apuro. Lo más aprovechable, en mi opinión, es la cámara frontal de 2,2 MP, ideal para hacer videoconferencias con alguna app tipo Skype.

Puntos a mejorar

Dicho esto, también hay cosas que la Sony Xperia Tablet Z no hace del todo bien. Además de lo que comentaba al principio de los botones y conexiones (el botón de encendido se toca sin querer con demasiada facilidad, y las conexiones están todas tapadas y a veces cuesta acceder a ellas), hay un par de puntos no tan buenos que me han llamado la atención. Uno de ellos es la duración de la batería que, a primera vista, no parece tan extensa como la del iPad. Y comparo con el iPad porque es la tablet que uso a diario.

Recomendado:   Vídeo: análisis del altavoz bluetooth Sony SRS-XB10

 TAGS:

Ojo, digo “a primera vista” porque no he estado con un cronómetro midiendo cuánto dura la batería de cada uno. Pero por experiencia personal sé muy bien cuánto me puede durar la del iPad, y tengo que decir que la del Xperia queda un poco por detrás. Como ejemplo, tras dos días en los que no toqué ninguna de las dos tablets, el iPad tenía un 15% de batería restante y el Xperia se había apagado (y las dos tenían un nivel de carga similar al principio).

 TAGS:

Otro punto desfavorable, aunque quizás no tan importante para algunos, es que la Sony Xperia Tablet Z parece ensuciarse con sólo mirarla. Con usarla apenas unos minutos ya puedes ver huellas dactilares por todas partes, no sólo en su pantalla, sino también en la parte trasera. Y si eres como yo, de aquellos a los que les gusta tener sus gadgets siempre impecables, la tablet de Sony te va a hacer sufrir un poquito. Consejo: lleva siempre un pañito de esos de limpiar gafas en la funda de la tablet.

Conclusión

Repasando un poco lo que he comentado en este análisis, queda claro que la Sony Xperia Tablet Z tiene muchas más cosas a favor que en contra: diseño minimalista, un peso sorprendentemente ligero, facilidad de uso, gran calidad de imagen, y potencia y memoria suficientes para cubrir todas las demandas de los usuarios de tablets.

 TAGS:

Si estás buscando una tablet Android ligera, potente y versátil, sin duda la Sony Xperia Tablet Z es una excelente opción. Puedes adquirirla a partir de 499€, y tienes más información en la web oficial de Sony.

6 comentarios acerca de “Análisis: Sony Xperia Tablet Z

  1. Hola Elena
    Creo que el tema de las tapas de las conexiones es para hacer que la tablet sea resistente al agua (como el móvil). Por eso debe ser algo duras, ya que tienen que ser estancas. Creo que incluso te recuerda si hay alguna tapa abierta ¿es así?

    Responder
  2. Hola Elena,
    Ando buscando tablets de 10” o más y relación 4:3. La necesito para algo específico (presentar un interfaz táctil en web)… el ipad es ideal, pero el precio me tira atrás pues lo quiero para algo muy concreto y la memoria no me importa, sólo que tenga wifi. ¿Tienes alguna idea?

    Responder
  3. Hola Magda: podrías mirar alguna de Samsung, por ejemplo la Galaxy Tab 10, aunque no tengo ni idea del precio.

    Eso sí, si te das una vuelta por Media Markt, Corte Inglés, Fnac o cualquier tienda similar verás que hay tablets mucho más baratas en el mercado, pero la calidad obviamente es peor.

    Una cosa, la pantalla del iPad es un poco menor de 10″ (9,7″) y no me suena que haya de más tamaño…

    Lamento no poder ayudar más… saludos! 🙂

    Responder
  4. Hola amigos la tablet va bien en entodo su mecanismo peop hay un pero en las tapas de seguridad de entradas del usb son muy frágiles de tanto abrir para cargar la tablet
    Seme a roto y no se como arreglarlo y de pronto se llena de agua y se rompe toda la tablet alguien puede desirme como puedo ponerla de nuevo por que vale muy poco pero la veo difícil. De ponerla

    Responder

Publicar comentario

*