Análisis: teclado Razer BlackWidow Ultimate 2016 y ratón Razer Diamondback

De un tiempo a esta parte los teclados mecánicos han vuelto a ponerse de moda, sobre todo en entornos donde son una herramienta importante para el trabajo diario, como es el caso de periodistas, escritores o bloggers, o donde son una pieza clave para la afición de muchos en su tiempo libre: los videojuegos.

Precisamente hablando de videojuegos, he tenido la posibilidad de probar durante unas semanas el Razer BlackWidow Ultimate 2016, un teclado mecánico especialmente diseñado para los más jugones, y el Razer Diamondback, el ratón perfecto para complementarlo. Con ellos no sólo puedes disfrutar de tus partidas con más comodidad, sino también darle un toque futurista al rincón gamer de tu casa – y de paso dejar impresionadas a tus visitas – gracias a sus efectos de luz.

Análisis: teclado Razer BlackWidow Ultimate 2016 y ratón Razer Diamondback

No no engañemos: el Razer BlackWidow Ultimate 2016 es un señor teclado, un poco trasto, si se me permite la expresión. Pero trasto en el sentido de tamaño, sobre todo si vienes de teclados más bien pequeños y finos, como es mi caso, ya que uso el teclado del iMac.

Nada más sacarlo de la caja, el teclado llama la atención no sólo por su tamaño, sino también por el hecho de tener dos conectores USB: uno para conectarlo al PC como teclado tal cual, y otro para alimentar algunas funciones extra.

El ratón, por su parte, tiene un tamaño muy adecuado (ni demasiado grande, ni demasiado pequeño), y resulta muy cómodo de usar tanto para diestros como para zurdos. El acabado ligeramente rugoso es agradable al tacto, y además tienes dos áreas de goma a los lados para facilitar el agarre en los momentos más tensos de la partida.

Lo que me ha gustado especialmente del ratón (además de esos maravillosos efectos de luz) es la longitud del cable: sus más de dos metros hacen que puedas conectarlo a tu PC, sea cual sea su ubicación.

Recomendado:   Mejora la calidad de tus vídeos estabilizándolos con Steadicam Volt

A pesar de su diseño sencillo, el Diamondback engaña. En su interior oculta una tecnología con sensor láser de 16000 ppp, que le otorga un gran nivel de precisión, velocidad y sensibilidad – perfecto tanto para usar en tu día a día como para jugar.

Análisis: teclado Razer DeathStalker Ultimate

 

Luces, configuración… ¡a jugar!

Este teclado no es sólo teclas y ya está. ¡También tiene luz! En concreto, un llamativo tono verde Space Invaders que personalmente, me encanta cómo queda. Sería genial si se pudiera cambiar de color, pero para eso ya tienes el modelo Chroma. En el Ultimate, hay que conformarse con el verde. En el ratón Diamondback, por otro lado, sí que tienes cambio de color.

Eso sí, puedes configurarlo con diversos modos de iluminación gracias a la aplicación Razer Synapse, que te descargas de la web. Esta herramienta incluye todas las opciones de configuración disponibles para tu teclado BlackWidow: teclas especiales, macros y cualquier otro tipo de ajustes.

Análisis: teclado Razer DeathStalker Ultimate

La aplicación requiere una cuenta de usuario, y aunque pueda resultar molesto tener que registrarse para usar un teclado, tiene su ventaja: puedes guardar todas tus opciones de configuración de ratón y teclado online, como perfiles de jugador, y volver a descargarlos para usarlos en cualquier momento y lugar. Así tendrás tu teclado y ratón siempre perfectamente configurados con sólo hacerlo una vez.

Las luces del BlackWidow son realmente hipnóticas, así que ojo si como yo sentís una irremediable atracción hacia los gadgets luminosos. De hecho, el ratón es todavía “peor”, puesto que el modelo Diamondback que he probado sí que cambia de color (no es sólo verde) y eso lo hace aún más atractivo.

Recomendado:   5 síntomas de la fatiga visual, y cómo prevenirla

Por suerte, algunos modos de iluminación son menos invasivos que otros, por decirlo así, y si realmente llega a ser una molestia, puedes desactivar las luces por completo. Aunque entonces, la verdad, pierde toda la gracia.

 

Las teclas especiales del BlackWidow

Decía antes que el BlackWidow tiene doble conexión USB, para alimentar una serie de funciones especiales. Y es que además de las luces, este teclado cuenta con teclas multimedia, teclas para grabar macros, puertos USB y hasta un conector donde poder enchufar cómodamente tus auriculares con micro y así charlar con tus compañeros de partida.

Análisis: teclado Razer DeathStalker Ultimate

Las macros son particularmente prácticas para ciertos juegos, y además de grabarlas al vuelo usando las teclas especiales, puedes hacerlo también desde la aplicación Razer Synapse.

Otras teclas interesantes son las que permiten regular el nivel de brillo de las luces del BlackWidow o la que las desactiva del todo, así como la tecla de “Modo juego” que, desactiva la tecla Windows (y otras combinaciones como Alt+Tab o Alt+F4) para que no las pulses accidentalmente durante la partida y se te fastidie el rato de diversión.

El Diamondback, por su parte, cuenta con cinco botones en total (derecho, izquierdo, rueda central y dos botones laterales), también totalmente configurables en Razer Synapse – junto con sus efectos de luz.

 

Los teclados mecánicos, cuestión de gustos

Tenía mucha curiosidad por probar un teclado mecánico (no los usaba desde finales de los 90), y este test del Razer BlackWidow Ultimate 2016 me ha dado esa oportunidad. Pero mucho me temo que estoy demasiado acostumbrada a los teclados de membrana finos y silenciosos como los de Apple.

Recomendado:   Los mejores comandos para el altavoz Amazon Alexa

Las teclas del Razer son muy gustosas, y la verdad es que dan una sensación muy agradable cuando las aprietas. Pero sinceramente, al usar el teclado para escribir son demasiado ruidosas para mi gusto. No acabo de acostumbrarme al ruido del tecleo teclado mecánico, y aunque sé que hay configuraciones menos ruidosas, se ve que la que ofrece este teclado con sus conmutadores mecánicos no es una de ellas.

Análisis: teclado Razer DeathStalker Ultimate

Otra cosa es cuando usas el Razer para jugar, donde no pulsas tantas teclas por minuto. El ruido de las teclas es menos agresivo, y además no le prestas tanta atención porque estás concentrado en la partida (y seguramente con auriculares, con lo que tampoco lo oyes tanto).

 

Conclusión

En resumen, el Razer BlackWidow Ultimate 2016 es un estupendo teclado para gamers. Es cierto que como teclado lo puedes usar también para todo lo demás (navegar por Internet, chatear, escribir, etc.), pero yo estoy demasiado acostumbrada a los teclados de membrana y su silencio…

Análisis: teclado Razer DeathStalker Ultimate

Los fans de los teclados mecánicos, eso sí, tienen en este Razer un complemento ideal en sus sesiones de videojuegos. Su solidez (dicen que aguanta 60 millones de pulsaciones), la posibilidad de configurarlo totalmente a tu gusto, las teclas para crear macros y otros elementos extra lo convierten en el aliado perfecto para cargarte a todos los enemigos sin despeinarte. Sin olvidar esos hipnóticos efectos de luces

El Razer BlackWidow Ultimate 2016 está a la venta desde la web oficial por 129€, y el ratón Razer Diamondback, también en su web oficial, por 99€.

 

Publicar comentario

*