Tu basura orgánica sin los molestos malos olores

Tras un duro día de trabajo llegas a casa y no te apetece cocinar, así que piensas en prepararte algo sano rápido. Entras en la cocina y de repente el olor de las sobras de pollo proveniente de la bolsa de basura te recuerda que la tienes que bajar a tirar al contenedor orgánico. Lo mejor es que sabes que dicho olor te lo seguirá recordando bastantes horas después de que hayas tirado la basura.

¿Te suena la escena verdad? Entonces te pasará como a mí y seguro que te hace gracia este diseño conceptual de un recipiente diseñado para guardar basuras orgánicas sin que emitan mal olor. Como suele pasar casi siempre en estos casos se trara de un concepto y que yo sepa todavía no es un producto que se pueda adquirir en las tiendas, aunque algo así está pidiendo a gritos convertirse en realidad.

Basurero conceptual

Con el nombre de Minus el diseño parte de dos elementos clave para impedir que tus basuras orgánicas huelan mal: conservarlas a baja temperatura e iluminarlas con una luz ultravioleta que elimina las bacterias e impide que se desarrollen. De este modo los restos de comida podrían aguantar mucho tiempo almacenados sin estar llenando tu cocina de malos olores. Y de forma adicional tendrías el lugar iluminado con esa luz azul suave que tanto le gusta a cualquier geek que se precie. Más detalles sobre Minus en esta página de Tuvie.

Recomendado:   Convierte una nevera en un Game Boy totalmente funcional

Detalle de minus

2 comentarios acerca de “Tu basura orgánica sin los molestos malos olores

  1. Las verdaderas geek no impedimos que las bacterias actuen, sino que les facilitamos la actuación, separando orgánica y compostando siempre que es posible. Para no tirar en el contenedor mierda congelada inerte que nunca servirá como sustrato de plantas.

    Responder

Publicar comentario

*