En esta cama no te costará levantarte

En más de una ocasión ha sonado el despertador y me he quedado más minutos de los que debiera haciéndome la remolona y teniendo que correr después para llegar al trabajo.

Al parecer el autor de este vídeo tenía un problema parecido, ya que decidió modificar su cama para convertirla en un despertador gigante. Si eres un manitas no debería ser tan complicado: usas el compresor del sótano, le añades un ordenador y una instalación de aire comprimido y ya tienes una cama despertador que te levantará a ti y probablemente a tus vecinos.

Es un poco bestia, aunque seguro que nadie se queda dormido después de que suene el despertador en algo así.

Recomendado:   Con Samsung ya no hay excusas... ¡para no poner la lavadora!

4 comentarios acerca de “En esta cama no te costará levantarte

Publicar comentario

*