Este chico ha creado un clon de Nintendo Switch con un emulador retro

Durante varios meses ha sido complicado encontrar una Nintendo Switch en muchas tiendas, y ahora que se acercan épocas de consumismo feroz, no me extrañaría que volviera a pasar algo parecido. Quizás pensando en eso, un estudiante  llamado Tim Lindquist decidió construirse su propio clon de Nintendo Switch. Así, tal y como suena.

Para Tim fue un proyecto de verano en el que poner en práctica sus conocimientos de impresión 3D y sus propios estudios (es alumno de ingeniería electrónica en la Universidad de Iowa, Estados Unidos). La idea era construir un sistema de videojuegos portátil que también pudiera funcionar como ordenador portátil.

El habilidoso Tim lo ha hecho absolutamente todo: desde diseñar e imprimir en 3D la carcasa hasta montar todo el circuito interno, incluyendo botones, luces LED, conectores y todo lo necesario para hacer funcionar el sistema.

Este chico ha creado un clon de Nintendo Switch con un emulador retro

Este chico ha creado un clon de Nintendo Switch con un emulador retro

El resultado es una especie de clon de la Nintendo Switch basada en una Raspberry Pi, con el sistema operativo Linux de base y dos emuladores de juegos retro, Retropie y Retroarch. La consola cuenta con dos puertos USB y un puerto HDMI, botón para encenderla y apagarla, indicadores LED para conocer el nivel de carga o de volumen, un conector para auriculares y otro para cargar la batería. Una batería que, por cierto, es de 10.000 mAh, así que da para muchas horas de juego.

Recomendado:   Batería externa para móvil con forma de... móvil

Esta consola lógicamente es bastante más gruesa que la Switch, y los mandos no se pueden separar como en la consola original de Nintendo. Pero en lo que sí se parece es en la enorme pantalla de 7 pulgadas, donde se puede disfrutar a todo color de centenares de títulos retro.

Este chico ha creado un clon de Nintendo Switch con un emulador retro

Este chico ha creado un clon de Nintendo Switch con un emulador retro

Este chico ha creado un clon de Nintendo Switch con un emulador retro

El coste final de todas las piezas necesarias para construir este clon de Nintendo Switch, según Tim, es de unos 316 dólares (268 euros al cambio). Es decir, está claro que no lo ha hecho por ahorrarse mucho dinero, sino más bien por la diversión y el reto que supone hacer algo así.

En definitiva, un proyecto para el que sin duda hace falta tiempo, paciencia y sobre todo bastantes conocimientos. Pero oye, si te animas, Tim lo ha documentado todo con detalle en su página web, incluyendo fotos y un vídeo donde recoge todo el proceso.

 

Publicar comentario

*