Cómo poner tu iPad a prueba de niños

Los niños sienten una irrefrenable atracción por la tecnología. Hoy en día no es raro verlos jugando con un móvil o una tablet, aunque todavía no sepan ni escribir. Con un poco de control por parte de los padres, y por supuesto usando las apps adecuadas para su edad, los niños pueden hacer muchas cosas de provecho con una tablet: jugar, ver vídeos, actividades educativas… o incluso aprender a programar.

Cómo poner tu iPad a prueba de niños
Imagen de Shutterstock

El problema viene cuando dejamos la tablet en manos del niño, con la app puesta en pantalla, y luego nos dedicamos a otra cosa. Porque en cualquier momento el niño puede salirse de la app, empezar a explorar cosas, a meterse donde no debe, a tocar el botón que no corresponde… y puede montarse un lío.

En las tablets Android, como te explicaba en este artículo, es fácil configurarlas para que las pueda usar un niño con total seguridad. Además, puedes incluso crearle un perfil de usuario totalmente distinto, con sus limitaciones, especial para él.

Pero, ¿qué pasa si tienes un iPad? En ese caso, puedes hacer uso de la función llamada Acceso Guiado. Aunque a menudo se piensa en esta función como una herramienta de control parental (que es como la vamos a usar aquí), en realidad está pensado para su uso por parte de profesores en colegios – de ahí el título de “Aprendizaje” bajo el que la encontrarás.

Recomendado:   Esta cuna simula un viaje en coche para dormir a tu bebé

Para usar esta función, sigue estos pasos:

1. Ve a Ajustes > General > Accesibilidad > Acceso guiado y activa la opción

2. Personaliza las opciones de configuración: puedes establecer un código de acceso, decidir si quieres usar o no TouchID para salir de la app, poner un límite de tiempo o activar una función de acceso rápido.

Cómo poner tu iPad a prueba de niños

3. Sal de Ajustes, abre la aplicación que quieras dejar activa, y pulsa tres veces seguidas el botón Home. Aparecerá una pantalla como ésta, en la que podrás activar algunos botones, o incluso desactivar ciertas zonas de la pantalla.

Cómo poner tu iPad a prueba de niños

4. A partir de ese momento, el iPad se mantendrá fijo en esa sola aplicación, y la única forma de salir de ella es apretando de nuevo tres veces el botón Home, e introduciendo la clave correspondiente.

Así puedes estar un poco más tranquilo, sabiendo que el niño no se pondrá a explorar opciones del iPad que no tocan…

Si quieres más consejos sobre cómo poner un iPad a prueba de niños, ¡no te pierdas este otro artículo!

 

Publicar comentario

*