Convierte una nevera en un Game Boy totalmente funcional

No hace mucho veíamos un set de pegatinas con las que podías convertir tu nevera (o cualquier otro eletrodoméstico con la forma adecuada) en un Game Boy a tamaño gigante. Desafortunadamente eran sólo eso, pegatinas, así que aparte de decorar no podías hacer nada más.

Supongo que esto le supo a poco a un estudiante llamado Daniel d’Entremont, que ni corto ni perezoso se lanzó a este fantástico proyecto de bricolaje geek: convertir una nevera en un auténtico Game Boy – es decir, uno con el que realmente puedes jugar.

El curioso invento de Daniel, que él ha llamado Cold Boy, funciona gracias a una Raspberry Pi 2, y aunque gran parte de su puerta tuvo que ser eliminada para poder encajar la pantalla donde se juega, la nevera sigue funcionando como tal, y puede enfriando tus bebidas perfectamente mientras intentas capturar todos los pokémons.

Al parecer todo el proyecto le llevó sólo 9 horas (poco me parece, la verdad). Lo curioso del tema es que Daniel está estudiando Historia del Arte, vamos, nada que ver con neveras, ordenadores o videojuegos. Quizás debería plantearse estudiar también algún tipo de ingeniería, viendo la habilidad que tiene para estas cosas…

Recomendado:   Análisis: Nintendo Switch

Publicar comentario

*