Distractagone, una caja para controlar la adicción al móvil

Todos estamos en mayor o menor medida enganchados al móvil, pero en algunos casos el nivel de adicción puede llegar a ser preocupante. El smartphone es una fuente continua de distracciones, y hasta que no compruebas realmente cuánto tiempo pasas al día usando el móvil, puede que no seas consciente de ello.

Distractagone, una caja para controlar la adicción al móvil
Imagen de Shutterstock

En algunos casos toca tomar medidas drásticas, y esto es justo lo que han pensado los creadores de DistractaGone. Se trata de una caja con temporizador en la que puedes guardar hasta cuatro smartphones. Luego la cierras, introduces el tiempo que quieres estar sin usar el móvil y listo.

Distractagone, una caja para controlar la adicción al móvil

La caja no se abrirá de nuevo hasta que no pase ese tiempo, bueno, o hasta que no te la cargues forzándola a lo bestia para recuperar tu móvil. Pero realmente la idea no es esa, sino poder pasar algunas horas sin el móvil.

Distractagone, una caja para controlar la adicción al móvil

Así, puedes usarla en una cena con amigos (para evitar que acabe siendo una reunión de personas mirando el móvil), como castigo para un adolescente demasiado pendiente de las redes sociales o como medida autodisciplinaria, cuando necesites un rato de concentración para estudiar o trabajar.

DistractaGone es de momento un prototipo creado por un grupo de diseñadores de Ámsterdam, que buscan financiación en Kickstarter (40.000 euros) para hacer su idea realidad. Si te gusta, ahora mismo puedes reservar el tuyo por 40 euros, con el envío previsto para febrero de 2017.

Recomendado:   Mejora la calidad de tus vídeos estabilizándolos con Steadicam Volt

Con el dinero, los creadores de DistractaGone quieren no sólo cubrir los gastos de producción, distribución y marketing, sino también empezar el desarrollo de una versión especial llamada “Edición Tortura”, que sería la misma caja pero totalmente transparente. ¡Sólo por eso dan ganas de apoyar la campaña!

 

Publicar comentario

*