Éstos son, probablemente, los puzles más difíciles del mundo

Si te gustan los retos, voy a proponerte aquí uno que puede acabar con tu paciencia: se trata de los puzles creados por Beverly, una marca japonesa, y que han sido convenientemente bautizados como “Puzles del infierno”. Y no es para menos, puesto que se trata de puzles con un diseño totalmente blanco o totalmente negro, sin ningún tipo de imagen, patrón o dibujo impreso que ayude a resolverlo.

Éstos son, probablemente, los puzles más difíciles del mundo Éstos son, probablemente, los puzles más difíciles del mundo

Pero ahí no acaba la cosa. Además de la dificultad del diseño, los puzles de Beverly están compuestos de piezas de sólo 1 centímetro, más pequeñas que las piezas estándar de los puzles, para que su resolución sea aún más complicada.

Están disponibles en dos tamaños: uno de 1.000 piezas (cuyas dimensiones finales son de 26 x 38 centímetros) y otro de 2.000 piezas (que mide 40 x 50 centímetros). Esto es, claro está, si consigues acabarlos.

Éstos son, probablemente, los puzles más difíciles del mundo

 

El propio embalaje de los puzles ya advierte de que se trata de un entretenimiento especialmente complicado, y no lo recomienda para principiantes. La verdad, no me extraña; creo que hasta el más experto “resolvedor de puzles” tendría tendencias suicidas intentando completar uno de éstos.

Éstos son, probablemente, los puzles más difíciles del mundo
¿Podrás sobrevivir a este infierno?

Si te animas, los tienes disponibles en Amazon, tanto en color negro como en color blanco. Al ser de importación no hay mucho stock, pero si en este momento no quedan, sólo hay que tener un poco de paciencia hasta que vuelvan a reponer. Su precio varía según el distribuidor que lo importe, pero suele estar en torno a los 30 euros.

Recomendado:   Chupitos en vasos de laboratorio

 

Publicar comentario

*