reMarkable, la tablet que quiere ser como el papel

Por mucho que avance la tecnología, algunos todavía seguimos prefiriendo el papel para según qué cosas. En mi caso, por ejemplo, y aunque existen apps de organización de tareas como Wunderlist, prefiero usar la clásica agenda de papel. Y si estoy en una reunión o evento de prensa, me gusta más tomar notas con papel y boli que en una app.

Pero aunque el papel sea más práctico para algunas cosas, se queda atrás en otras: se puede romper o perder con facilidad, es pesado, puede llegar a ocupar mucho espacio y es complicado combinarlo con el mundo digital. Y aquí es donde reMarkable quiere marcar la diferencia, ofreciendo un gadget a medio camino entre el clásico bloc de notas y la tablet.

reMarkable, la tablet que quiere ser como el papel

Aquí tienes reMarkable, una tablet que quiere ser como el papel, y ofrecer la misma experiencia de uso y versatilidad que la de un cuaderno. reMarkable es una tablet de diseño minimalista, dotada de una pantalla de gran tamaño (10,3 pulgadas) de tinta electrónica. Es decir, es parecida a la pantalla de un lector de ebooks como el Kindle, pero con ciertas mejoras.

Los creadores de reMarkable la llaman pantalla Canvas (lienzo, en inglés) y dicen que proporciona la misma sensación que el papel, gracias al grado justo de fricción y a una muy baja latencia de sólo 55 ms.

La tablet reMarkable está pensada para evitar las distracciones propias de otras tablets. No permite navegar por Internet, ni tiene apps de redes sociales, ni te molestará con notificaciones cada 15 minutos. De hecho, sus creadores afirman sin ningún pudor que “ninguna otra tablet tiene menos funciones que reMarkable”. Este dispositivo está pensado básicamente para leer (PDF y ePub, de momento, aunque más formatos serán pronto compatibles) y para escribir, subrayar o anotar lo que quieras gracias a su lápiz.

reMarkable, la tablet que quiere ser como el papel

La tablet reMarkable cuenta con 8 GB de memoria interna, y sincroniza todas tus notas y subrayados instantáneamente con el servicio online de la empresa para tenerlos disponibles desde cualquier otro dispositivo – gracias a sus apps para Windows, Mac, iPhone y Android. La tablet en sí funciona con Codex, un sistema operativo basado en Linux, y tiene una autonomía de batería de “varios días” según su web (aunque no especifican cuántos).

reMarkable, la tablet que quiere ser como el papel

Hasta aquí todo parece genial, pero si hay una pega que podemos encontrarle a reMarkable es su elevado precio. La tablet estará disponible en otoño de 2017, aunque ya se puede encargar para aprovechar la oferta de lanzamiento de un 40% de descuento. En esta oferta puedes hacerte con la tablet, el lápiz y una funda de fieltro para llevarlo todo a donde quieras por 429 dólares (unos 403 euros). Pero el precio final de cada cosa por separado son 529 dólares (497 euros) por la tablet, y 79 dólares (74 euros) por el lápiz y por la funda, respectivamente. Así, el total sin oferta sería de unos 645 euros.

reMarkable, la tablet que quiere ser como el papel

Con ese precio, uno se lo tiene que pensar bastante para analizar si realmente le sacará partido a un gadget como reMarkable… o simplemente prefiere seguir usando lápiz y papel para algunas cosas, y dispositivos digitales para otras.

 

Publicar comentario

*