Un teléfono y reloj de lujo que se carga solo

A veces veo teléfonos móviles que presuntamente tienen un diseño de lujo que los debería hacer distinguirse de los teléfonos de producción masiva. Hay muchas variantes para este tema: desde teléfonos engarzados con piedras de Swarovski hasta los modelos de Mobiado hechos con oro y materiales nobles.

El problema que tienen todos estos teléfonos “de lujo” no suele estar en lo noble de sus materiales sino más bien en lo horripilante de su diseño. Y para muestra, un par de botones como el iPhone de oro o el Nokia N95 de diamantes. Pero a veces aparecen conceptos interesantes, como este teléfono Chairman de los creadores de relojes de lujo Ulysse Nardin. Sobre todo lo demás es original: se mezclan de forma muy interesante las nociones de teléfono móvil y de reloj de precisión.

móvil y teléfono en uno

Como teléfono móvil tiene unas características que no están mal del todo: un smartphone con pantalla táctil multitoque con cámara de 5 megapixels y soporte de Wifi. Y como reloj tampoco pinta mal la cosa: un mecanismo de precisión coronado por un rotor que funciona con energía kinética.

detalle del rotor

Y aquí es donde la cosa se pone verdaderamente interesante: gracias al rotor y al propio moviento al usar el teléfono se irá recargando la batería del mismo. Es decir que no tendrás que cargarlo sino que con solo ir usándolo y moviéndote el rotor se encargará de ir cargando la batería, tal como sucede con los relojes de éste tipo. Lástima que se trate de un artículo de lujo al alcance de muy pocos. Si quieres verlo date una vuelta por la web de Ulysse Nardin.

Publicar comentario

*