¡Vuelve el Tamagotchi!

Quizás no llegaste a jugar con ellos porque te pillaron un poco mayor, pero seguro que los recuerdas: son los Tamagotchis, aquellas mascotas electrónicas a las que había que atender casi como si fueran un ser vivo. Darles de comer, bañarlos, jugar con ellos… y ojo con fallar en alguna tarea, que corrías el riesgo de que tu mascota pixelada muriera.

Los Tamagotchis se hicieron enormemente populares durante la década de los 90, y aunque ya no son lo que eran, en realidad nunca han dejado de fabricarse. Ha habido varios intentos de volver a ponerlos de moda, incluso usando otros dispositivos como el Apple Watch. Pero se ve que nada funciona como el original, y por eso Bandai, la compañía que los comercializa, ha decidido relanzar el Tamagotchi clásico de los 90.

¡Vuelve el Tamagotchi!

La empresa ha querido celebrar de esta manera los 20 años de la mascota digital (fue lanzada en noviembre de 1996 en Japón, y en mayo de 1997 en el resto del mundo). Este Tamagotchi renacido es idéntico a la versión de los 90, con pantalla en blanco y negro, y seis personajes para elegir. La única diferencia es el tamaño, ya que esta nueva generación de Tamagotchis es aproximadamente un 80% más pequeño que los originales.

¡Vuelve el Tamagotchi!Si te preguntas qué interés puede tener Bandai en lanzar algo así, no tienes más que mirar los movimientos similares de otras marcas en los últimos meses. Por un lado, Nintendo ha lanzado una reedición de la consola NES, con gran éxito de ventas; por otro, la nueva generación del famoso Nokia 3310 se convirtió en la protagonista absoluta de la pasada edición del MWC. Está claro que la nostalgia vende, y Bandai quiere su trocito del pastel.

Recomendado:   Un palo de selfie con forma de patita de gato

¡Vuelve el Tamagotchi!

El precio de estos nuevos Tamagotchis es de 2.000 yenes (unos 17 euros), lo que los hace bastante asequibles como auto-regalo para recordar tu infancia. La única pega es que, de momento, sólo están disponibles en Japón, y probablemente los gastos de envío no valen la pena. Así que ya puedes ir añadiéndolos a tu lista de souvenirs para cuando visites el país del sol naciente (o encargárselo a alguien que vaya antes que tú).

 

Publicar comentario

*