7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

Como buen usuario de Windows, lo más seguro es que hayas tenido que abrir en alguna ocasión el Administrador de tareas para cerrar una aplicación que se había quedado bloqueada. Y probablemente luego lo hayas cerrado sin más, para seguir con lo tuyo.

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

Pero lo cierto es que esta pequeña y práctica utilidad de Windows esconde algunos secretos que vale la pena descubrir. Formas de abrirlo, opciones de configuración, herramientas integradas… a continuación tienes un repaso a todos esos detalles ocultos en el Administrador de tareas de Windows (disponibles de Windows 8 en adelante) que quizás no conozcas.

 

1. Lo puedes abrir de varias formas

Todos conocemos la clásica combinación de teclas Ctrl+Alt+Supr para abrir un menú donde podemos elegir lanzar el Administrador de tareas. Pero si lo que quieres es ir directamente al Administrador, puedes hacerlo presionando la combinación Ctrl+Mayús+Esc.

También puedes abrirlo haciendo clic derecho en la barra de tareas y escogiendo la opción correspondiente desde el menú contextual, o desde el llamado menú de inicio avanzado, al que puedes acceder mediante la combinación de tecla Windows + X o haciendo clic derecho en el botón del menú Inicio.

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

2. Te permite reiniciar el Explorador de Windows

A veces lo que se ha colgado no es una aplicación, sino el propio Windows. En estos casos un reinicio del sistema completo suele ser la opción más común, pero si lo quieres evitar prueba a reiniciar el Explorador de Windows: localízalo en la lista de aplicaciones, haz clic derecho sobre él y escoge la opción «Reiniciar».

Recomendado:   17 servicios de alojamiento online que puedes usar gratis

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

3. Monitoriza el rendimiento y los recursos del sistema

Más allá de mostrar una lista de programas y procesos en ejecución, el Administrador de tareas también te permite seguir al detalle el rendimiento de tu ordenador y cómo se reparte los recursos de sistema. Puedes ver esta información en la pestaña de Rendimiento.

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

4. Busca información sobre procesos sospechosos

¿Hay algo en ejecución en tu ordenador que no reconoces? Quizás sea algún tipo de malware… Para asegurarte, haz clic derecho sobre el elemento en cuestión y selecciona «Buscar en línea». Esto iniciará una búsqueda en tu navegador gracias a la cual podrás averiguar más cosas sobre ese procesos sospechoso.

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

5. Personaliza su interfaz

Hay algunos detalles de la interfaz del Administrador de tareas que puedes personalizar fácilmente. Por ejemplo, haciendo clic derecho sobre cualquiera de las columnas, puedes añadir o quitas las que quieras. Y si además vas a la opción «Valores del recurso» en ese mismo menú contextual, puedes cambiar la unidad de medida de las columnas de Disco, Memoria y Red, y elegir entre porcentajes o valores. Así podrás ver, por ejemplo, si una aplicación está usando «un 10%» de RAM, o un número concreto de MB.

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

6. Localiza cualquier programa en ejecución

A veces puedes tener un programa en funcionamiento, pero no recuerdas en qué carpeta de Windows lo tienes guardado… El Explorador de tareas también puede ayudarte con eso: localiza el programa en cuestión en la lista de procesos activos, haz clic derecho sobre él y escoge la opción «Abrir ubicación del archivo». Esto te llevará instantáneamente a la carpeta donde está guardado dicho fichero.

Recomendado:   Circle, la app para gestionar pagos desde tu móvil

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

7. Averigua por qué se ha colgado una aplicación

Por último, pero no menos importante, el Administrador de tareas de Windows te da la oportunidad de averiguar los motivos por los que se ha podido colgar una aplicación. Para ello, ve a la pestaña Detalles, haz clic derecho sobre el proceso que da problemas, y selecciona la opción «Analizar cadena de espera». Esto puede darte alguna pista sobre por qué se ha bloqueado ese programa.

7 cosas que quizás no sepas del Administrador de Tareas de Windows

 

Publicar comentario

*