Análisis: Sony Walkman NWZ-A15

¿Os acordáis de los walkman de Sony? Aquellos cacharritos que causaron furor en los años 80 y 90, y que se convirtieron en compañeros inseparables de muchos de nosotros…

 TAGS:undefined

Tras la llegada de los reproductores de MP3, y más concretamente del iPod, pasaron a un segundo plano y más de uno los dio por muertos. Pero en realidad siguen bien vivos, y han sabido adaptarse a los nuevos tiempos con un diseño totalmente renovado y con el uso de las tecnologías más avanzadas en la reproducción de música.

 TAGS:undefined

Este modelo en concreto es el Sony Walkman NWZ-A15, que he podido probar durante un par de semanas. Y la impresión que me he llevado ha sido sorprendentemente positiva.

 

¿Un walkman en 2015? ¿Para qué?

Cuando comenté con unos amigos que estaba probando un walkman de Sony, uno de ellos me preguntó: «¿Un walkman? ¿Pero tiene sentido hoy en día, que todos llevamos móvil?«. Y no le faltaba razón al plantearse eso. Uno podría pensar que con el móvil ya tenemos suficiente para escuchar música. De hecho muchos llevan sus MP3 ahí, o la radio, o la app de Spotify…

 TAGS:undefined

Pero hay ciertas situaciones en las que un walkman es mejor opción. Para empezar, es bastante más pequeño y más ligero, con lo que es perfecto, por ejemplo, para llevarlo a tu sesión de gimnasio o de running. No llama tanto la atención como un móvil de última generación, de forma que si vas a ir a según qué barrios o según qué países, es mejor idea llevar el móvil bien guardado en el bolsillo y usar el walkman. Y es importante tener también en cuenta que si escuchas mucha música en el móvil, te fundes la batería; haciéndolo con el walkman no tienes ese problema, porque la batería le dura mucho, muchísimo: ¡hasta 50 horas de reproducción de MP3!

Recomendado:   Vídeo: análisis del altavoz bluetooth Sony SRS-XB10

 TAGS:undefined

Como en muchos otros casos, se trata de plantearte si con el móvil tienes suficiente como reproductor de música, o si necesitas algo más pequeño, discreto y ligero. Sin olvidar que la calidad de audio que podemos obtener con el walkman es seguramente superior a la del móvil.

 

Es un walkman, pero es totalmente diferente

Volver a usar un walkman estos días ha sido muy divertido. Pero en realidad lo único que recordaba a mi uso del walkman en los 90 era justo esa frase, «voy a usar el walkman» o «me llevo el walkman». Como podéis ver por las fotos, el aparato en sí no tiene nada que ver con el de antes.

 TAGS:undefined

Pequeño y muy ligero (¡66 gramos!), cabe en cualquier sitio, hasta el bolsillo más pequeño. La pantalla de 2,2 pulgadas y los botones te permiten moverte por los menús con facilidad. La memoria interna no es gran cosa (16 GB) pero puedes ampliarla con una tarjeta de memoria microSD. Lo único que he echado de menos es alguna pinza, clip o cuaquier otro sistema de sujección para poder engancharlo en algún sitio (no sólo llevarlo en el bolsillo). Algo que, imagino, se puede solucionar con una funda.

 TAGS:undefined

El walkman de antes reproducía música (algunos privilegiados, con radio; la mayoría, sólo con cassette). Pero el de ahora es mucho más que eso. Nada más encenderlo ya ves la cantidad de opciones que hay: música, radio, fotos, vídeos, podcasts

 TAGS:undefined

Es cierto que la pantalla es demasiado pequeña para poder ver fotos o vídeos con comodidad. Pero tiene su gracia poder meter, por ejemplo, fotos de tu hijo o de tu mascota y enseñarlas orgulloso en cualquier momento. La posibilidad de escuchar podcasts o sintonizar tu emisora favorita de radio, por otro lado, me parece un gran acierto.

Recomendado:   Auriculares bluetooth, o por qué la vida es mejor sin cables

 TAGS:undefined

Algo que me ha gustado mucho es que para meter música en el walkman no necesitas un software especial ni hacer nada complicado. Simplemente conéctalo a tu ordenador, busca la carpeta Media y arrastra ahí los archivos. Puedes hacerlo incluso directamente desde iTunes, por ejemplo.

Los botones son cómodos de manejar y responden bien al tacto. Tienes además un botón de bloqueo gracias al cual evitas pulsar botones sin querer cuando llevas el walkman en el bolsillo. La «pega» de este sistema es que los botones de volumen también quedan bloqueados, y esos sueles tener que tocarlos más a menudo.

 TAGS:undefined

Quizás exista la posibilidad de poder controlar el volumen desde unos auriculares con controles incorporados, pero no he podido comprobarlo (y no, los controles de los auriculares de Apple no funcionan).

Otra posibilidad interesante del walkman es su soporte para bluetooth. de esta forma puedes conectarlo a uno de esos altavoces bluetooth que se han puesto tan de moda últimamente, y convertir un pequeño aparato que cabe en tu mano en todo un sistema de audio para tu casa.

 TAGS:undefined

 

Calidad de la música ante todo

Comentaba al principio que una de las razones para comprar un walkman cuando hoy en día puedes escuchar música con el móvil es la calidad de audio. Es cierto que tu móvil puede reproducir música sin problemas, pero el walkman de Sony te ofrece muchas más posibilidades de personalización y optimización para obtener la mejor calidad de sonido posible – siempre y cuando lo acompañes de unos buenos auriculares, claro.

 TAGS:undefined

Con este walkman podrás disfrutar de lo que Sony llama audio de alta resolución, dotado de una frecuencia más alta para producir un sonido de mejor calidad.

Recomendado:   Acordes: crea canciones únicas según tu actividad en redes sociales

 TAGS:undefined

Además, dispones de diversas tecnologías (S-Master HX, DSEE HX, ClearAudio+) con las que puedes reducir la distorsión, mejorar la calidad y proporcionarte un sonido muy realista. Lo mejor es probarlos todos en la música que estés escuchando, porque según el género que sea, o si por ejemplo es un disco de estudio o un directo, obtendrás resultados diferentes.

 TAGS:undefined

 

Conclusiones

Es cierto que el momento dorado de los walkman parece haber pasado ya, pero estos pequeños aparatos siguen teniendo su público – aunque sea en situaciones y para usos muy concretos.

Lo que más me ha gustado ha sido la impresionante duración de la batería (sólo tuve que cargarlo una vez, al recibirlo, y ya está), la posibilidad de incrementar la memoria con tarjetas microSD o de conectarlo a un altavoz bluetooth, lo fácil que es gestionar la música y por supuesto, la calidad del audio.

 TAGS:undefined

Y si tengo que pensar en algún punto negativo, me quedo con los que he mencionado en el texto: el no tener una especie de clip o gancho para colgarlo de la ropa (sólo puedes llevarlo en la mano o meterlo en el bolsillo), y que el bloqueo de botones, aunque es práctico, no permite controlar el volumen – algo que sí es necesario con frecuencia. Ah, y sin olvidar que el dispositivo tiene un conector propietario en lugar de un USB estándar.

Pero en general, creo que los puntos positivos, especialmente si eres un melómano, ganan de largo. Échale un vistazo a los detalles técnicos en la web de Sony, y si te dedices, puedes comprarlo ahí mismo por 199€.

Publicar comentario

*