Aprender a hacer aplicaciones web, una carrera con mucho futuro

En los tiempos actuales, la tecnología avanza a un ritmo imparable y estamos conectados a Internet de una forma u otra prácticamente 24 horas al día. Muchas de las tareas y gestiones que realizamos en nuestro día a día ya las hacemos online, y no concebimos nuestra vida sin servicios como el email, las apps de mensajería o el contenido en streaming.

Por eso, hoy en día estudiar un grado superior en desarrollo de aplicaciones web es una de las alternativas más interesantes a la hora de escoger un camino para tu desarrollo profesional. La creación de apps web se ha consolidado como una de las disciplina más demandadas, y te abre puertas a una amplia selección de oportunidades laborales.

Tanto si estás escogiendo qué estudiar, como si quieres dar un giro a tu carrera, convertirte en Técnico Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web puedes ser una elección muy acertada. Y con ello, puedes empezar a establecer una base sólida para un futuro lleno de éxitos en el campo de la tecnología. Veamos los motivos con un poco más de detalle.

Aprender a hacer aplicaciones web, una carrera con mucho futuro

 

5 razones para estudiar un grado en desarrollo de aplicaciones web

El Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web es una titulación oficial de Formación Profesional (FP), dentro de la rama de Informática. Es una formación que cubre tanto la parte front-end de la programación como los elementos fundamentales de la parte back-end. También se cubren aspectos transversales como bases de datos.

Recomendado:   Los mejores regalos tecnológicos para geeks

¿Y qué motivos habría para estudiar este grado? Hoy en día muchos, gracias a la gran necesidad de profesionales de este tipo por parte de todo tipo de empresas. Veamos algunas de estas razones:

Alta demanda laboral. Ya hemos mencionado esto un par de veces a lo largo de este artículo, porque realmente es un punto muy importante. La demanda de técnicos en desarrollo de aplicaciones web sigue creciendo debido a la digitalización de las empresas, y también a la necesidad constante de mantener y desarrollar nuevas aplicaciones y sitios web.

Buena remuneración. Debido precisamente a esta demanda, los desarrolladores web suelen recibir salarios competitivos y atractivos, especialmente aquellos con habilidades y experiencia avanzadas. Incluso los que empiezan con un perfil básico ya se mueven en rangos salariales por encima de la media.

Aprender a hacer aplicaciones web, una carrera con mucho futuro

Flexibilidad laboral. Muchos desarrolladores web tienen la oportunidad de trabajar de forma remota o freelance. Esto es porque o bien trabajan por su cuenta, o lo hacen en una empresa tecnológica que no tiene problemas con este tipo de perfiles remotos. Esto sin duda contribuye a una mayor flexibilidad en términos de ubicación y horarios.

Actualización constante. Si te gusta seguir aprendiendo cosas nuevas a lo largo de tu vida, el rol de técnico en desarrollo de aplicaciones web te ajusta perfectamente a lo que necesitas. El campo del desarrollo web está en constante evolución con nuevas tecnologías, lenguajes y frameworks. Esto te permite un aprendizaje continuo, y a la larga evita la monotonía laboral.

Recomendado:   Crea tus propias películas con este potente editor de vídeo

Proyectos variados. Relacionado con el punto anterior, trabajar en desarrollo web puede abarcar una amplia gama de proyectos. Desde sitios web informativos y aplicaciones de comercio electrónico hasta plataformas de redes sociales y herramientas empresariales. En otras palabras, siempre tendrás un proyecto nuevo entre manos y nunca te aburrirás por «hacer siempre lo mismo».

 

En pocas palabras, estudiar un Grado Superior en Desarrollo de Aplicaciones Web es una inversión valiosa en un futuro profesional lleno de oportunidades y desafíos. La alta demanda laboral, la flexibilidad, la posibilidad de trabajar en proyectos innovadores son sólo algunas de las muchas ventajas que ofrece esta carrera.

 

Imágenes de ThisIsEngineering y de Lukas