Tecnología y salud: así mejoran las apps tu calidad de vida

Hoy en día podríamos decir que hay apps para casi cualquier cosa. Las más estándar nos permiten organizar la agenda, comprobar la previsión meteorológica o añadir efectos y filtros a nuestras fotos. Pero también las hay mucho más originales y novedosas, desde apps capaces de traducir entre idiomas en tiempo real hasta apps que resuelven tus problemas de matemáticas.

Pero sin duda una de las áreas donde la tecnología en general (y las aplicaciones móviles en particular) pueden tener más influencia es la salud. En los últimos tiempos el sector de la eHealth, la combinación de tecnología y salud, ha experimentado un fuerte crecimiento gracias a la aparición de los dispositivos conocidos como wearables.

Tecnología y salud: así mejoran las apps tu calidad de vida

Las populares pulseras de actividad y los relojes inteligentes permiten ahora hacer un seguimiento detallado y exhaustivo de muchos parámetros relacionados directa o indirectamente con la salud, como son la actividad física, la dieta o la calidad del sueño, entre otros. Es el llamado «yo cuantificado», la definición de la persona en base a cifras como el número de pasos que da al día, las calorías que ingiere o las horas de sueño.

Más allá de la acumulación de datos, aunque sea por simple curiosidad, toda esa información genera una imagen detallada de nuestro estado de salud, y pueden ser aprovechada no sólo para vigilar ese estado de forma preventiva, sino también para tomar medidas en caso de que sea necesario. Las aplicaciones móviles centradas en salud pueden tomar esta información, procesarla y convertirla tanto en informes médicos que se pueden compartir con nuestro doctor de cabecera, como en consejos pensados para mejorar nuestra calidad de vida: ser más activos y menos sedentarios, beber más agua, mejorar la calidad del sueño, comer de forma más sana, etc.

Recomendado:   5 síntomas de la fatiga visual, y cómo prevenirla

Estos son los usos (al menos los mayoritarios) que solemos atribuir a las aplicaciones de eHealth, es decir, relacionadas con el mundo de la salud. Pero hay también apps que van un poco más allá, como es el caso de ciertas aplicaciones empleadas en los hospitales por los profesionales de la salud.

Tecnología y salud: así mejoran las apps tu calidad de vida

Tenemos el caso de Vall d’Hebron, una app con la que es posible hacer diagnósticos en remoto en caso de pacientes con crisis de ictus. A través de esta app el servicio de emergencias que esté atendiendo al paciente puede hacer una videoconferencia con el neurólogo de guardia, y decidir cuál es el mejor centro hospitalario para derivar al paciente según la gravedad de su caso y la distancia a la que se encuentre.

Otro buen ejemplo es Nordic Pharma, una aplicación para expertos en endoscopia con la que se puede hacer seguimiento en streaming de este tipo de operaciones médicas, permitiendo la formación de nuevos profesionales y la colaboración entre distintos hospitales.

Tecnología y salud: así mejoran las apps tu calidad de vida

Éstos son sólo dos ejemplos de cómo la tecnología y las aplicaciones pueden tener un impacto muy positivo en nuestra salud, no sólo en los cuidados que le ponemos nosotros en el día a día, sino también en el caso de tener que recurrir a tratamientos profesionales en un centro sanitario.

Publicar comentario

*