Análisis: Wacom Intuos Draw

Me gusta dibujar desde que tengo uso de razón. No es que sea una artista, pero se me da bien hacer garabatos. Y aunque ahora haya “desviado” esta afición un poco hacia los libros de colorear, de vez en cuando me gusta recuperarla y pasar un rato dibujando, ya sea con lápiz y papel, o con el ordenador.

Análisis: Wacom Intuos Draw

Precisamente si te gusta dibujar con el ordenador (o si te dedicas a ello de forma profesional), la mejor opción es usar una tableta digitalizadora. Y justo estas semanas he podido probar la Wacom Intuos Draw, el modelo más sencillo de la gama Intuos: una tableta pequeña y ligera, con una excelente respuesta, que bien puede convertirse en el dispositivo perfecto de entrada si nunca antes has tenido una tableta digitalizadora. Aquí van mis impresiones después de un tiempo usándola.

 

Toma de contacto

Lo primero que me ha gustado de la Wacom Intuos Draw es su diseño. Como decía antes no es muy grande (unos 21 x 16 centímetros, con un área activa de 15 x 9,5 centímetros) lo que hace que encaje perfectamente al lado del teclado, aunque tu escritorio no sea muy grande; apartas a un lado el ratón, y listo. Este modelo en concreto está disponible en dos colores, blanco y azul, y personalmente el tono de la azul (la que yo probé) me encanta. Le da un toque de color al escritorio y se aleja de la imagen de los gadgets que sólo puede ser blanco o negro.

Análisis: Wacom Intuos Draw

Está bien que la tableta tenga esta buena impresión, porque al empezar a usarla te llevas una que no es tan buena. Quizás es porque estoy acostumbrada a que muchos gadgets, a la hora de comenzar a usarlos, sean simplemente cuestión de “enchufar y listo”, pero el caso es que en la Wacom Intuos Draw no es así. Hay que conectarla vía USB, descargar un controlador de la web de Wacom, instalarlo, reiniciar… y entonces podrás empezar a usarla. Lo sé, es una queja un poco tiquismiquis, pero es lo que hay.

Recomendado:   Vídeo: probando el patinete eléctrico Xiaomi Mijia

 

Configuración y personalización muy sencillas

Una vez pasado ese pequeño escollo, la Wacom Intuos Draw lo compensa con creces. La tableta incluye un software básico de gestión y configuración mediante el cual puedes descargar actualizaciones, configurarla para diestros o zurdos, seleccionar las funciones que se quieren asignar a los botones de acción (tanto los del lápiz como los que tiene la propia tableta) o hacer copia de seguridad de la configuración a Wacom Cloud.

Análisis: Wacom Intuos Draw

Hablando de los botones de acción, es una idea que me ha gustado mucho. Es normal encontrarlos en el lápiz, pero tener botones adicionales en la tableta es muy práctico, y más todavía si los puedes personalizar con las funciones que más utilices – incluso con una configuración distinta en cada aplicación.

 

Una tableta para principiantes en dibujo que no defrauda

Pero vayamos al meollo de la cuestión: ¿qué tal se comporta la Wacom Intuos Draw a la hora de dibujar con ella? Tengo que decir que después de probar otras tabletas del estilo (como la Wacom Bamboo), las capacidades de la Intuos Draw me han sorprendido gratamente.

Análisis: Wacom Intuos Draw

El lápiz es increíblemente sensible, tanto en presión como en trazo. De hecho, de acuerdo con las especificaciones técnicas de la tableta, la Wacom Intuos Draw tiene más de mil valores de presión diferentes. Al dibujar con ella la respuesta es inmediata, y la sensación de dibujo muy realista, prácticamente como la de un lápiz de verdad.

Recomendado:   Análisis: Nintendo Switch

En la web de Wacom, este modelo de Intuos está indicado para principiantes, gente que nunca ha tenido tableta digitalizadora o que se inicia ahora en el mundo del diseño digital. Pero no dejes que eso te confunda y te haga pensar que esta tableta es menos válida por ello. Como primera tableta (o aunque no sea la primera, si sólo necesitas una para dibujos sencillos) es una alternativa excelente.

Análisis: Wacom Intuos Draw

La única “pega” que le he encontrado a su sensibilidad es que a la hora de moverse por comandos y menús del programa que estés usando, cuesta cogerle el truco. La forma de hacerlo es moviendo el lápiz por encima de la tableta sin llegar a tocarla, y hasta que dominas la velocidad y sensibilidad de la punta del lápiz, es fácil acabar fuera del menú que realmente te interesa.

 

Otros detalles a tener en cuenta

Como decía, la Wacom Intuos Draw es una delicia de usar gracias a la sensibilidad del lápiz, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta. Primero, la superficie de la tableta en sí no es táctil, de forma que si no acabas de hacerte con el control del lápiz a la hora de moverte por los menús del sistema operativo, mejor que no dejes el ratón muy lejos – por suerte el tamaño reducido de la tableta lo pone fácil.

Recomendado:   Sobro: la mesa de centro que todo geek querría en su salón

Análisis: Wacom Intuos Draw

Otro punto es que la tablet no es inalámbrica, sino que debe estar enchufada a un puerto USB de tu ordenador. El cable es lo bastante largo como para llegar a donde tengas un puerto libre, pero si esto supone una molestia para ti, puedes comprar aparte un pack para convertirla en tableta inalámbrica.

 

Conclusiones

Si te gusta dibujar y te planeas dar el salto al soporte digital, quizás haya algunas cosas que te echen para atrás, como la dificultad de configuración y uso de la tableta, o su elevado precio. Con la Wacom Intuos Draw no vas a tener ninguno de estos problemas.

Análisis: Wacom Intuos Draw

Es una tableta sencilla, pensada para gente que comienza o que no necesita un dispositivo profesional, pero no por ello es un producto de peor calidad. Su extraordinaria sensibilidad de dibujo, la posibilidad de personalizar los botones para adaptarla a tus necesidades, y un tamaño ajustado que cabe bien en casi cualquier escritorio la convierten en una excelente alternativa.

Puedes hacerte con una Wacom Intuos Draw por 66 euros, en Amazon.

 

Publicar comentario

*