10 cosas que he aprendido de los videojuegos

Ayer leí un artículo muy bueno en Yorokobu, en el que su autor, Javier Meléndez, reproducía en el videojuego SimCity 3000 todas las medidas que el Gobierno de Mariano Rajoy ha tomado desde que llegó al poder. El resultado, previsible: descontento ciudadano generalizado, manifestaciones, disturbios, violencia… y game over para el alter ego de Mariano en SimCity.

 TAGS:

El original planteamiento de este artículo me hizo pensar que el señor Rajoy y sus colaboradores podrían aprender algunas cosas de una simple partida al SimCity. Y por extensión, en todas las cosas buenas que se pueden aprender de los videojuegos. Porque por mucho que digan que los videojuegos nos vuelven asociales y violentos, creo firmemente que también te pueden enseñar mucho. Por eso se me ha ocurrido hacer una lista con las diez cosas que he aprendido (o mejorado) gracias a los videojuegos:

 TAGS:

 

1. Paciencia

La mayoría de juegos requieren de mucha paciencia para completarlos. Niveles inacabables, misiones que parecen imposibles, monstruos finales que se te resisten… Algunos géneros en especial requieren una dosis extra de paciencia, como los llamados juegos de stealth. Ejemplos: las sagas de Splinter Cell y Assassin’s Creed.

 

2. Perseverancia

Te matan, te matan de nuevo, te vuelven a matar… y tú, erre que erre, sin cejar en tu empeño de conseguir ese logro, de matar a ese enemigo, de batir tu propio récord. Los videojuegos te retan una y otra vez a superarte, y te demuestran sobradamente que quien la sigue, la consigue. ¡Y lo bien que te quedas cuando ganas…!

Recomendado:   Celebra el Día de Mario en Google Maps

 

3. Coordinación motora

Unos reflejos rápidos y una buena sintonía entre tus ojos y tus manos son requisitos imprescindibles para jugar a muchísimos videojuegos, desde una simple partida a Tetris hasta una aventura mucho más elaborada como GTA o Uncharted.

 TAGS:

 

4. Capacidad de análisis

Aunque también es un punto en común en todo el mundo del videojuego, hay ciertos géneros como los puzzles, el rol online, los juegos de estrategia o los first-person-shooters que, en mayor o menor medida, requieren un análisis previo de la situación antes de tomar cualquier decisión para salir airoso.

 

5. Pensamiento creativo

A menudo es necesario ir un poco más allá del análisis puro y duro, y añadir a tu razonamiento unas gotas de creatividad. O si no, piensa en la cantidad de asociaciones lógicas (o no tanto) que has tenido que hacer en las típicas aventuras gráficas de LucasArts para poder pasar de pantalla.

 TAGS:

 

6. Sentido del ritmo

En los últimos años han proliferado los títulos musicales (Guitar Hero, Rock Band, DJ Hero…) que han conseguido que niños – y no tan niños – no sólo se interesen por la música, sino que además mejoren su sentido del ritmo y conozcan a grandes músicos de todos los tiempos.

 

7. Gestión de recursos

Lo más importante en juegos como el que mencionábamos al principio de este artículo (SimCity) o en otros de tipo histórico como Age of Empires es una buena gestión de los recursos a tu alcance para poder expandir tu imperio, mantener a tu población feliz o cualquiera que sea tu objetivo. Y sin duda este aprendizaje es muy positivo para la vida diaria, por no mencionar el bonus de lección de Historia de algunos de estos títulos.

Recomendado:   9 apps para aprender a tocar la guitarra y el piano

 TAGS:

 

8. Trabajo en equipo

Todos los juegos con modo multijugador ponen a prueba tu capacidad de trabajar en equipo, en especial aquellos que fomentan la cooperación de jugadores – bien contra otro equipo, bien contra personajes controlados por el juego. Un ejemplo típico: el modo Capture the Flag incluido en tantos y tantos first-person-shooters.

 

9. Imaginación

Hay multitud de juegos que te permiten dar rienda suelta a tu imaginación, diseñando tus propios niveles o circuitos personalizados (por ejemplo, el Little Big Planet de PS3) o incluso dibujando a los personajes que serán protagonistas de la aventura, como el Drawn to Life de Nintendo DS.

 TAGS:

 

10. Conocimientos de «informática»

Por último, un punto que no podía faltar. Con juegos cada vez más exigentes en cuanto a hardware, que levante la mano quien no haya intentado mejorar su PC para poder disfrutarlos al máximo: ampliación de RAM, nueva tarjeta de memoria, más disco duro… Gracias a esos esfuerzos todos hemos aprendido un poco de bricolaje informático.

 

Y tú, ¿qué has aprendido gracias a los videojuegos?

 

7 comentarios acerca de “10 cosas que he aprendido de los videojuegos

  1. Otra cosa a añadir a la lista: mi nivel de inglés. Pocas cosas me han impulsado a mejorar mi vocabulario y mi «listening» más que los juegos. Hay muchos que tienen un excelente doblaje, pero en general no hay nada como escuchar las voces originales.

    Responder
  2. Pablo: ¡Cierto! Se me había pasado un punto importante, el nivel de inglés 🙂 Supongo que porque siempre lo relaciono más con ver películas y series en VO, pero los juegos también ayudan muchísimo 😉

    Responder
  3. La verdad es que todos los puntos que comentas son ciertos y en mayor o menor medida los he experimentado en mis carnes. 

    Uno que no se suele mencionar o al que no se le da la importancia que creo que merece es al valor educativo general de los videojuegos. Hay tal variedad y tal detallismo y precisión en muchos videojuegos que pueden perfectamente sustituir a las clases al uso para la enseñanza de muchas asignaturas. Historia, geografía, … Es mucho más sencillo aprender quién fue Julio César si diriges sus ejércitos, o qué era un trirreme si puedes adquirirlo y ver sus características en vivo.

    ¡Excelente post! 🙂

    Responder
  4. Me ha encantado tu post, muy redondo y muy vivido y experimentado. Para rizar el rizo añadiría el entrenamiento de la MEMORIA (visual y cognitiva), determinados juegos tienes que recordar muy bien por donde hay que ir, donde están las trampas, los sustos, los malos, las vidas…

    Responder
  5. Que interesante está esta lista. Me ha encantado, y la verdad el número 8 ya lo había pensado, se lo traté de explicar a mi profesora de porque mi pregunta para mi investigación debía ser «en que forma los videojuegos BENEFICIAN a los adolescentes» en vez de «en que forma los videojuegos AFECTAN a los adolescente». Pero bueno, no tengo otra que hacerle caso xS

    Responder

Publicar comentario

*