Análisis: AirPods

Hemos estado usando intensivamente los nuevos auriculares inalámbricos de Apple, los AirPods. Se anunciaron en la keynote del iPhone 7 el pasado mes de septiembre y a día de hoy siguen estando agotados en todas las tiendas de Apple y cuesta bastante encontrarlos. En el momento de escribir este análisis la tienda online de Apple da un tiempo estimado de envío de 6 semanas.

Análisis: AirPods

Recientemente ha sido noticia el éxito de ventas de los AirPods al haber conseguido – junto con los Beats inalámbricos – el 40% de las ventas recientes de auriculares Bluetooth. Queda claro que la gente quiere comprar el último producto de Apple. ¿Vale la pena gastar los 179 € teniendo en cuenta las múltiples opciones que hay en el mercado? Esa decisión depende de cada uno. Nosotros os vamos a detallar nuestras impresiones después de haberlos usado.

 

Puesta en marcha

Como no podía ser de otra forma, la caja de los AirPods transmite las mismas sensaciones de calidad y atención al detalle que obtienes al abrir cualquier producto de Apple. Desde el olor característico pasando por el aprovechamiento del espacio y la presentación.

Análisis: AirPods

Lo primero que llama la atención es la caja batería donde se almacenan y transportan los AirPods. Hablaremos de ella con más detalle un poco más adelante pero de entrada ya te queda claro el diseño de líneas limpias y minimalistas.

Los AirPods físicamente son algo más grandes y pesados que los auriculares con cable que siempre acompañan a los iPhones. Cuando te los pones en las orejas encajan bastante bien y no dan la sensación de que se vayan a caer. No nos hemos dedicado a reproducir música heavy con exagerados movimientos de cabeza (bueno, yo al menos no) porque queríamos probarlos en condiciones normales para nosotros. Y con el uso normal no se caen.

El que te ajusten más o menos bien o que te resulten cómodos o no ya es una cuestión bastante personal como es lógico ya que cada uno tiene sus diferencias en las orejas y por eso normalmente unos auriculares te pueden resultar cómodos y ser molestos para otra persona. En nuestro caso los hemos encontrado igual de cómodos que los anteriores auriculares de Apple. Los hemos llevado puestos durante unas cuantas horas seguidas y no ha sido molesto. Seguramente si los lleváramos muchas horas lo acabarían siendo, como cualquier otro auricular que se lleva dentro de la oreja.

Recomendado:   Vídeo: qué es Snapchat y cómo se usa

Y su configuración no puede ser más sencilla. Los pones al lado del iPhone, abres la caja y en tu teléfono aparecerá un mensaje preguntándote si quieres usarlos con ese dispositivo. Dices que sí y ya está. Si como yo alguna vez te has desesperado al tener que sincronizar diferentes dispositivos Bluetooth – como por ejemplo un teléfono y una radio de coche – entenderás que esto me resulte tan genial. Y en mis pruebas la conexión ha funcionado siempre sin problemas. Otro punto importante ya que las conexiones Bluetooth de algunos dispositivos acaban no siendo muy estables.

 

Impresionante despliegue tecnológico en tan poco espacio

Una de las cosas que más me han impresionado es el enorme trabajo de ingeniería que debe haber representado para Apple conseguir meter toda la tecnología que llevan los AirPods en un espacio tan reducido. Estoy seguro de que la mayoría de usuarios ni siquiera serán conscientes de este tema – como es normal – y lo que apreciarán es que funcionan como se espera.

Análisis: AirPods

Para mí esto es la esencia del porqué uso los productos de Apple. La tecnología está presente en un segundo plano y los AirPods simplemente funcionan como se espera. Hacer fácil lo difícil. En este sentido cuando pensé que el iPhone 7 Plus era el producto de Apple que más me había gustado el pasado 2016, al final resulta que estos AirPods han superado esa sensación. No me esperaba ni que funcionaran tan bien ni que me gustaran tanto.

En el diminuto espacio que ocupa un AirPod tienes la batería que permite que se pueda usar hasta cuatro horas, los micrófonos que detectan el sonido ambiente y que permiten que los uses como un manos libres Bluetooth, los sensores de proximidad para saber cuando te los pones o te los quitas o los sensores que detectan el tacto del usuario para activar Siri entre otras tecnologías.

Análisis: AirPods

Y entre ellas destaca el procesador W1 de Apple que se encarga de gestionar que tanto el sonido como la conexión o el funcionamiento inalámbrico sean lo más óptimos posible. Y gracias al W1 también puedes escoger entre usar los dos auriculares o uno sólo – lo que resulta útil cuando lo estás usando como manos libres – y que todo funcione con normalidad.

Recomendado:   6 apps para ayudarte a crear buenos hábitos con tu móvil

 

Úsalos con cualquier dispositivo de Apple

Una vez que los has configurado te los pones y escucharás un tono que te señala que están encendidos y conectados. De forma automática sin que tengas que hacer nada, los AirPods detectan que te los has puesto en las orejas y se encienden.

Y si por ejemplo los tienes configurados con tu iPhone es extremadamente sencillo hacerlo con el Mac. Te vas a la configuración de Bluetooth y los podrás emparejar sin problemas. A partir de ese punto para cambiar de dispositivo sólo tienes que decirle – desde el dispositivo que quieras usar – que conecte con los AirPods. Funciona sin problemas y sin la pesadilla que acostumbra a ser el Bluetooth multidispositivo.

Análisis: AirPods

Una vez que los tienes puestos y los estás usando por ejemplo para escuchar música funcionan como esperas que lo hagas. Si te quitas un auricular la música se pausa y cuando lo vuelves a poner se reanuda. Si te quitas los dos auriculares entonces se pausa la música y los AirPods se apagan para ahorrar energía.

 

La caja de transporte con batería incorporada

Cuando no vayas a usar los AirPods lo mejor es guardarlos en la caja de transporte. En primer lugar porque estarán protegidos y tendrás menos posibilidades de perder algún auricular y también porque en cuanto los pones en la caja se comienza a cargar la batería.

La propia caja lleva una batería que te permitirá cargarlos hasta 24h de uso en total. En la práctica lo que se consigue es que no te preocupes de la batería de los propios auriculares – ya que cuando los saques de la caja estarán completamente cargados – y que sólo tengas que pensar en cargar la caja de vez en cuando usando el conector Lightning incorporado.

Un indicador LED se iluminará en color anaranjado cuando está cargando o en verde cuando está cargado. Y pulsará cuando necesites sincronizar la conexión bluetooth. Y la tapa de la caja se abre y cierra con suavidad, encajando gracias a imanes con un satisfactorio clic.

 

Calidad de sonido

Estamos hablando de unos auriculares así que ¿qué tal se escuchan? Pues el resumen es que se escuchan algo mejor que los auriculares de cable que les preceden, aunque con las limitaciones lógicas del espacio disponible.

Recomendado:   Vídeo: 10 trucos y gestos ocultos para iPhone

Probándolos, se aprecian mejor los bajos y el sonido es mejor que el de los auriculares con cable de Apple. Los más exigentes puede que se sientan decepcionados pero no hay que olvidar que estos auriculares están destinados a un uso general. La calidad del sonido, sin parecernos mala, es uno de los aspectos en los que Apple podrá mejorar los Airpods en las próximas generaciones.

Análisis: AirPods

Y como manos libres bluetooth el funcionamiento ha sido impecable. Se pueden mantener conversaciones sin problemas mientras vamos caminando y la persona con la que estemos hablando nos escuchará con claridad y con una buena calidad de sonido.

 

Las pegas

Pues lo cierto es que no son muchas. En dos ocasiones el sonido se nos ha cortado al estar reproduciendo música entre dispositivos pero ha vuelto enseguida y no tenemos claro el origen del problema.

Por lo demás lo obvio: son pequeños y tienes que ir con cuidado de que no se te pierdan, aunque eso lógicamente no es un problema del producto en si sino del hecho de que sean tan pequeños. Si eres una persona despistada por naturaleza tendrás que ir con cuidado de no dejarte un AirPod en cualquier parte.

Lo mejor de hecho es que te acostumbres a guardarlos en su funda cuando no los estás usando. De ese modo se cargarán y estarán protegidos.

 

Nuestra conclusión

Pensé que el iPhone 7 Plus sería el dispositivo de Apple que más me sorprendería en 2016 y estaba equivocado. Han sido los AirPods.

Me han hecho sentir de nuevo que Apple ha trabajado duro para encontrar soluciones que hacen que cuando los usas todo funcione y sea simple. Uno de esos productos que cuando los pruebas ya no quieres volver a los auriculares «de cable» por lo bien que funcionan.

Análisis: AirPods

La única pega para muchos será el elevado precio. Aquí ya depende de cada uno, de lo que se pueda permitir y del partido que les vaya a sacar.

Un excelente producto de Apple que simplemente funciona como esperas que lo hagan. Más que recomendados si te los puedes permitir.

Más información sobre los AirPods en la web de Apple.

 

Publicar comentario

*