Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Hace unos meses pudimos probar en ChicaGeek un pack de teclado y ratón de Razer, especialmente pensado para los más jugones. Se trataba de un teclado mecánico, con un diseño muy robusto (perfecto para resistir los golpes y embestidas que puedas darle en la emoción de la partida) y a la vez muy atractivo, gracias a sus efectos de luz.

Hoy volvemos a probar un pack parecido, pero con otro modelo de Razer: se trata del teclado BlackWidow Tournament Edition Chroma y el ratón DeathAdder Chroma, otro conjunto de teclado y ratón diseñados especialmente para gamers. Robustos, cómodos y de rápida respuesta, son las armas definitivas que necesitas para acabar con todos los enemigos del juego – incluido el monstruo final.

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

El BlackWidow TE (Tournament Edition) es un teclado compacto, más pequeño que el Ultimate, ya que carece del teclado numérico adicional. Su tamaño lo hace ideal para transportar a partidas en red con amigos o incluso competiciones oficiales. Para ello, además, cuentas con una elegante funda en la que llevarlo cómodamente de un lado a otro.

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Como los otros modelos de teclado de Razer, está dotado de interruptores mecánicos diseñados especialmente para el juego, con una resistencia a prueba de 80 millones de pulsaciones. Da para bastantes partidas, diría yo.

Datos aparte, lo cierto es que un teclado mecánico da una sensación muy gustosa cuando aprietas las teclas, que no obtienes de los teclados de membrana. Es verdad que hay que aplicar más presión, pero precisamente esto puede tener más sentido a la hora de jugar a un videojuego, donde con la tensión de la partida tiendes a ser más «agresivo» con las teclas.

Recomendado:   Análisis: Samsung Galaxy Tab S4

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Otro tema aparte, claro está, es usar el teclado para escribir, por ejemplo. Aquí sigo manteniendo la misma opinión que con el otro teclado de Razer que probé: son demasiado ruidosos para mi gusto.

Una cosa es usar el teclado para jugar, donde realmente no aprietas tantas teclas por minuto, y otra muy distinta es hacerlo para escribir, donde las pulsaciones por minuto se elevan considerablemente. En ese sentido, está claro que o bien no te molesta en absoluto el ruido, o bien la sensación agradable de las teclas mecánicas te compensa. De otra forma, el Razer BlackWidow TE está pensado exclusivamente para jugar.

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Pero lo que más llama la atención de este teclado, sin duda, es el uso de las luces de colores. El BlackWidow Tournament Edition Chroma puede, según Razer, mostrar hasta 16,8 millones de combinaciones de colores, con diversas variantes de efectos y animaciones.

Puedes, por ejemplo, mostrar todos los colores en una animación de ola, hacer que el color vaya cambiando, mostrar un efecto «de respiración» entre dos tonos, o configurarlo de forma que sólo se iluminen las teclas que aprietes, en el color que hayas elegido. Todos estos efectos se pueden personalizar fácilmente desde la aplicación Razer Synapse, donde además puedes guardar diversas configuraciones de colores, para volverlas a descargar y usar cuando las necesites.

Recomendado:   Los mejores trucos para tu Kindle

Pero no hemos probado únicamente un teclado. También hemos podido echarle un vistazo al ratón DeathAdder Chroma, el complemento ideal de este BlackWidow Tournament Edition Chroma. Aunque de entrada lo primero que entra por los ojos con este ratón son también sus efectos de color (como los del teclado), una vez lo pruebas el DeathAdder llama la atención por más cosas.

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Para empezar, es muy cómodo. Tiene el tamaño justo para caber en la mano (todo lo contrario que esos mega-ratones para gamers que cuesta coger bien) y, sobre todo, cuenta con un diseño ergonómico que consigue que te adaptes a él perfectamente desde el minuto 1 de uso.

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

Dado que está pensado para jugar, el DeathAdder tiene algunos extras interesantes como laterales de goma rugosa (para agarrarlo mejor y que no se te escape de la mano en el fragor de la batalla) y botones personalizables. Y un punto que me sorprendió bastante fue su extraordinaria rapidez y precisión; dotado con un sensor óptico de 10.000 ppp, este ratón responde a la perfección a cualquier velocidad, incluso sin alfombrilla.

Análisis: teclado Razer BlackWidow TE Chroma y ratón Razer DeathAdder Chroma

El DeathAdder, igual que el teclado, también se personaliza con la aplicación Razer Synapse, con la que puedes configurar los efectos de luz y color que quieres mostrar, e incluso hacer seguimiento de estadísticas y un mapa de calor que recoge todos tus movimientos mientras juegas.

Recomendado:   Análisis: Rockbox Bold S, altavoz bluetooth bueno, bonito y barato

En resumen, tanto el teclado BlackWidow Tournament Edition Chroma como el ratón DeathAdder Chroma son excelentes compañeros de aventuras para quien se tome esto de los videojuegos un poquito en serio. Lógicamente, también se pueden usar para el trabajo del día a día, pero en mi opinión no es el fin ideal para el que están pensados – ni donde pueden lucirse mejor y aprovechar al máximo todas sus virtudes.

El teclado BlackWidow Tournament Edition Chroma está a la venta por 169,99 euros, y el ratón DeathAdder Chroma, por 84,99 euros.

 

Publicar comentario

*