Carril-bici que brilla en la oscuridad

Los ciclistas de la ciudad de Nuenen, en Holanda, pueden disfrutar de un nuevo carri-bici muy especial que ha costado unos cuantos meses construir. Lo que lo hace tan especial es que brilla en la oscuridad con un tono verde que permite ver el camino con mayor seguridad sin deslumbrar ni molestar.

El camino es el resultado de un esfuerzo conjunto por parte de una compañía constructora y un diseñador, y ha recibido el nombre de Van Gogh-Roosegaarde – probablemente en honor al famoso pintor impresionista, que residió una temporada en la ciudad.

¿Cómo funciona? Todo el camino está recubierto de unos pequeños LEDs a modo de mosaico. Estos LEDs son los que emiten esa tenue luz verde, y se recargan con una instalación solar cercana al carril-bici.

El sistema es por tanto muy eficiente energéticamente: se carga con las células solares durante todo el día, y los LEDs tienen energía suficiente para estar iluminados casi toda la noche. En caso de que haga mal tiempo y no haya carga suficiente por falta de luz solar, también se puede iluminar de noche con electricidad convencional.

Se ha tardado dos años en pasar de los prototipos a un carril todalmente funcional. Sin duda es una gran iniciativa que podría marcar el inicio de sistemas de iluminación para carreteras que funcionen de forma autónoma y que den mucha más seguridad con poca luz.

Recomendado:   El bolso perfecto para los amantes de la lectura

 TAGS:undefined

Publicar comentario

*