Cerrar las apps del móvil no ayuda a ahorrar batería

Muchos de los que nos pasamos medio día pegados al móvil tarde o temprano hacemos el típico gesto de cerrar todas las apps que tenemos abiertas para «ahorrar batería». Pero, ¿realmente ayuda esa costumbre a ahorrar batería? Pues parece ser que no… y hasta los propios ingenieros de Apple y Google (Android) lo han confirmado hace poco.

Cerrar las apps del móvil no ayuda a ahorrar batería

No es la primera vez que comentamos este tema en ChicaGeek. En este artículo ya explicaba las razones por la que cerrar apps en segundo plano realmente no contribuye a ahorrar batería, y es mejor dejar que el propio sistema operativo, ya sea iOS o Android, se encargue de gestionar los recursos disponibles para funcionar correctamente, ya que está preparado para ello.

En línea con esta idea, dos noticias recientes han confirmado lo que ya comentaba en ese artículo. Un usuario de productos Apple llamado Caleb, que quería saber más sobre este tema se atrevió a enviar un email a Tim Cook, CEO de Apple, preguntándole justamente eso:

«Hola Tim: ¿cierras las apps en segundo plano habitualmente? ¿Es necesario hacer esto para mejorar la autonomía de la batería?»

Cerrar las apps del móvil no ayuda a ahorrar batería
Imagen de 9to5Mac

Caleb no obtuvo respuesta directa del CEO, pero sí de Craig Federighi, jefe de iOS en Apple, que le respondió claramente:

«Hola Caleb, sé que has preguntado a Tim, pero al menos te daré mi opinión: No y No :-)»

Es decir, en palabras del jefe de iOS en Apple, no es necesario cerrar apps en segundo plano para ahorrar batería.

Recomendado:   La app de Kindle se renueva para leer mejor en tu dispositivo

En lo que respecta a Android, una conversación en Twitter entre un editor de Wired y Hiroshi Lockheimer, vicepresidente de Ingeniería para Android, reveló que hacer esto podría incluso tener un impacto negativo, como por ejemplo si cierras un proceso que el sistema necesita.

 

Por qué cerrar las apps no ayuda a ahorrar batería

Las apps en general tienen varios estados, no sólo «abierta» (en tu pantalla y haciendo cosas) o «cerrada» (sin lanzar aún). También pueden estar «inactivas», que es una fase de transición en que está en pantalla pero sin hacer nada; «en espera», que es cuando la app está en segundo plano pero va haciendo cosas: mirar si tienes nuevos emails, refrescar tu timeline de Twitter, orientarte vía GPS, reproducir música…; y por último, las apps también pueden estar «en suspenso», que es cuando están en segundo plano pero sin hacer absolutamente nada. Por eso su impacto en la batería es prácticamente nulo.

Tanto iOS como Android tienen algoritmos especiales que gestionan el uso de los recursos del sistema de forma inteligente. Saben cuándo una app se puede poner en suspenso, y cuándo una app necesita energía. Las apps que mantienes en memoria se abren más rápido y tienen menos impacto en el sistema – como la diferencia entre encender el ordenador desde cero o sólo «despertarlo» del modo suspensión.

Recomendado:   Spotify vs Apple Music, ¿cuál es mejor?

Cerrar las apps del móvil no ayuda a ahorrar batería

Por eso, si usas continuamente las mismas 10 o 12 apps, es menos «estresante» para el sistema operativo dejarlas en segundo plano que estar continuamente abriéndolas y cerrándolas. Cerrar las apps, como decía aquí, sólo es útil si la app se cuelga o necesitas reiniciarla por algún otro motivo.

 

Trucos para ahorrar batería

Si realmente quieres ahorrar batería, puedes recurrir a muchos otros trucos. Aquí te recuerdo algunos de ellos:

  • Reduce el brillo pantalla. Créeme, no necesitas llevar el brillo TAN alto – a no ser que estés a pleno sol, claro. Redúcelo hasta el mínimo posible que te permita usar el móvil cómodamente y ahorrarás batería.
  • Activa el bloqueo de pantalla. Además de bajar el brillo, también puedes configurar el bloqueo de pantalla para que se apague lo antes posible (30 segundos, por ejemplo).
  • Ojo con el servicio de localización. Tiene sentido tenerlo activado si usas Waze, Google Maps o similar, pero no hace falta tenerlo activo el resto del tiempo.
  • Email y calendario. Tienes una agenda muy ocupada, pero ¿necesitas que el móvil compruebe cada 5 minutos si tienes nuevo email? Configura esta comprobación como manual y ahorra batería.
  • Notificaciones push. Lo mismo se aplica a las notificaciones (que además son una distracción constante). Deja las imprescindibles (Telegram, Whatsapp…) y olvídate del resto.
  • Modos de bajo consumo. En determinadas circunstancias también puedes activar los modos de bajo consumo disponibles tanto en iPhone (en iOS 9) como en Android (a partir de la versión 6.0)
Recomendado:   Los mejores comandos para Google Home

Imágenes de portada y artículo de Shutterstock.

 

Publicar comentario

*