La app despertador definitiva: I Can’t Wake Up

Todos sabemos lo que cuesta a veces levantarse de la cama. Sobre todo si es lunes, no hace muy bien tiempo y se está tan calentito debajo del edredón… Un poco de remoloneo no está mal, pero la cosa puede ser más grave si, por ejemplo, siempre llegas tarde al trabajo porque se te pegan las sábanas.

La app despertador definitiva es I Can't Wake Up
Imagen de Shutterstock

Un buen despertador sirve de ayuda, por supuesto, pero hay quien ni por esas consigue levantarse a tiempo. Simplemente van apagando la alarma temporalmente con el botón Snooze y al final se levantan media hora más tarde.

Precisamente para ellos una app como I Can’t Wake Up puede ser de gran utilidad. Ya he hablado en algún otro momento de apps similares, como ésta donde tienes que escanear un código de barras, ésta otra que te obliga a hacerte un selfie o ésta en la que debes poner alguna mueca – todo ello para poder parar la alarma.

Pero I Can’t Wake Up va un poco más allá: se trata de una app despertador con una serie de tareas (hasta ocho diferentes) que debes completar para poder parar la alarma. Así la app se asegura de que cuando suena la alarma no te limitas a apagarla temporalmente, darte la vuelta y seguir durmiendo.

Recomendado:   ¿Qué es un podcast? ¿Dónde puedo escucharlos? ¿Qué apps necesito?

La app despertador definitiva es I Can't Wake Up

Las ocho tareas incluidas en I Can’t Wake Up son las siguientes:

  • Math – resuelve ecuaciones de mates
  • Memory – encuentra parejas de colores en estas cartas
  • Order – ordena los iconos por su número
  • Repeat – repite una secuencia aleatoria de clics
  • Barcode – escanea un código de barras previamente asignado por ti mismo
  • Rewrite – repite la secuencia de caracteres generada aleatoriamente
  • Shake – agita el teléfono hasta llegar al 100%
  • Match – reúne parejas de palabras (país y capital)

Cada una de ellas tiene varios niveles de dificultad, y puedes añadir tantas como quieras a tu alarma (también con la posibilidad de crear diferentes alarmas según el día).

Cuando llega el momento, I Can’t Wake Up comenzará a sonar, y la única manera de apagar la alarma será completar con éxito las tareas que tú mismo hayas programado. Una vez pasada la prueba, podrás hacer snooze tantas veces como hayas establecido en las opciones de configuración de la app… pero seguramente ya estarás tan despierto que no valdrá la pena.

La app despertador definitiva es I Can't Wake Up

La app está disponible para Android y para iPhone. En Android tiene algunas opciones de configuración extra, como la posibilidad de tener un despertar más suave gracias a una pantalla a poco brillo y un volumen bajo (que sube automáticamente si no completas tus puzles), y poder usar tus MP3 como sonido de alarma. En iPhone, además, tal y como advierte la app, no hay que apretar el botón Home tras establecer la alarma, sino dejar la app activa en pantalla y simplemente girar el móvil para que ésta se apague sola.

Recomendado:   Cómo compartir tu ubicación en Google Maps

I Can’t Wake Up cuenta con una versión de prueba, que en Android incluye publicidad y en iPhone limita las tareas que puedes usar a dos de las ocho que ofrece la app. Por 1,99€ puedes eliminar estas limitaciones y tener la app completa y totalmente funcional… para no volver a quedarte dormido nunca más.

 

Publicar comentario

*