¿Qué es mejor, móvil con contrato o tarifa prepago?

Hoy en día los móviles se han vuelto tan imprescindibles que es muy difícil encontrarnos con alguien que no utilice uno. Ya sea para temas de trabajo o para ocio, estos pequeños dispositivos nos acompañan a lo largo del día en multitud de momentos, y nos ayudan con todo tipo de tareas.

Ahora, para usar un móvil es imprescindible contar con una tarifa de datos, y aquí podemos tener un pequeño debate. ¿Qué es mejor, una tarifa con contrato o una tarifa de prepago? El contrato puede ser lo primero que se te paso por la cabeza, pero las tarifas prepago también pueden ser interesantes en función del uso que le des al móvil… Veamos algunas diferencias entre ambas.

¿Qué es mejor, móvil con contrato o tarifa prepago?

 

Tarifas con contrato para tu móvil

Una tarifa con contrato generalmente establece un número fijo de datos y llamadas que puedes usar a lo largo del mes. En otras palabras, se fija la cantidad exacta de, por ejemplo, los GB de datos que tienes para gastar, y los minutos de llamadas que puedes consumir, todo ello dentro del plazo de un mes.

La ventaja de las tarifas con contrato es que te permiten tener un mayor control del consumo que haces con el móvil. Además, al tener que pagar sólo una vez al mes, puedes despreocuparte de tener que recargar más saldo cuando te quedas sin él.

Recomendado:   Los robos de datos más famosos del mundo y qué podemos aprender de ellos

Por otro lado, es importante elegir bien el tipo de contrato que quieres, puesto que es fácil no acertar con el número de GB de datos o de minutos. Y en ese caso, o bien te quedas corto y necesitas hacer un gasto adicional, o bien te pasas y acabas pagando por algo que no usas.

 

Tarifas prepago para tu móvil

En las tarifas prepago, no hay un gasto fijo cada mes. Es el propio consumidor el que decide cuánto quiere consumir, estableciendo sus propios límites. Esto se consigue cargando la tarjeta con la cantidad de saldo para datos y llamadas que se quiera, y luego ese saldo se puede ir consumiendo, cada uno a su ritmo. Cuando el saldo se acaba, toca volver a recargar.

La ventaja de las tarifas de prepago está clara. Primero, decides exactamente cuánto gastar cada mes, puesto que no hay una cuota fija. Y con eso te aseguras de que pagarás exactamente por lo que usas, ni un céntimo de más. Si un mes consumes menos GB o llamas menos, pagas exactamente eso.

Pero debes tener en cuenta otros factores, sobre todo el de las recargas. Deberás estar pendiente de cuánto saldo te queda, para no correr el riesgo de tener una emergencia y no poder llamar o enviar mensajes. Y si gastas bastante, puedes tener que estar haciendo recargas continuamente.

Recomendado:   5 consejos clave para aprovechar ofertas online

¿Qué es mejor, móvil con contrato o tarifa prepago?

 

¿Cuál es la mejor?

Como para muchas otras cosas, la respuesta depende del tipo de usuario que seas. Si utilizas el móvil de forma muy esporádica y no necesitas un montón de GB de datos o de minutos para llamadas, quizás las tarifas prepago sean tu mejor opción. También pueden ser interesantes, por ejemplo, para controlar el gasto que hace un niño con su primer smartphone.

Por otro lado, si usas el móvil constantemente o para ti es una herramienta de trabajo, entonces la mejor opción es una tarifa con contrato, que te permite usar el móvil sin tener que preocuparte por las recargas o el saldo restante.

 

Imágenes de Cottonbro y de Andrea Piacquadio

Publicar comentario

*