8 trucos para crear contraseñas seguras y fáciles de recordar

Las contraseñas pueden llegar a ser un quebradero de cabeza. Por un lado sabes que lo más seguro es usar una distinta para cada cuenta que tengas en una aplicación o servicio online, pero por otro lado, ¿quién se va a acordar de todas esas contraseñas diferentes?

Una solución es usar un gestor de contraseñas, pero no todo el mundo es tan organizado como para acordarse de apuntarlas todas y tener el programa sincronizado, por no mencionar que mucha gente hoy en día sigue sin fiarse de tener todas sus contraseñas guardadas en una sola aplicación.

8 trucos para crear contraseñas seguras y fáciles de recordar
Imagen de Shutterstock

¿Qué puedes hacer entonces? Si no quieres usar un gestor de contraseñas, puedes probar estos trucos para crear contraseñas fáciles de recordar, pero a la vez lo suficientemente seguras.

 

Utiliza una contraseña base

Un método que suele funcionar bastante bien a la hora de crear (y sobre todo recordar) contraseñas seguras es usar una contraseña base; es decir, una palabra concreta que modificas para cada servicio o aplicación para el que estés creando una cuenta, siguiendo unas “normas” que tú mismo inventes.

La contraseña base puede ser cualquier cosa: una cita que te guste, el título de tu película favorita… pero lógicamente, no tal cual. Prueba a quitarle las vocales, a desordenar letras o palabras, y añádele números y caracteres especiales. Luego, súmale algo referente al servicio para que la estás creando.

Por ejemplo, a mí me gusta mucho la película Love Actually. Puedo crear mi contraseña base inspirándome en ella, 1LvCtlly9 (sin vocales, y con dos números). Si me creo una cuenta en Facebook con esta contraseña, puedo poner algo como 1LvCtlly9#AEOO28 (la contraseña base más las vocales del servicio en mayúscula y dos números más). Suficientemente larga y segura… y fácil de recordar si siempre usas el mismo método.

Recomendado:   Cómo editar vídeos en YouTube

 

Juega con vocales y consonantes

Como hemos visto antes, una forma de hacer tu contraseña base (o de hacer el nombre del servicio en cuestión) un poco más complicado de adivinar es jugando un poco con las letras que lo forman. Elimina vocales o consonantes, pon unas en mayúsculas y otras en minúsculas, mézclalas entre sí (primero vocales, luego consonantes), etc.

De nuevo, en cuanto uses este método algunas veces, verás lo rápido que crearás (y recordarás) las contraseñas.

 

Utiliza patrones de movimiento

Otra opción no es jugar con las letras, sino con las teclas. Así, más que recordar una combinación concreta de letras, números y otros caracteres, lo que recuerdas es el movimiento de tus dedos sobre el teclado y su posición para marcar la clave en cuestión.

Así, a tu contraseña base podrías sumarle, por ejemplo, las consonantes del servicio en cuestión (“fcbk” para “facebook”) y luego añadir las teclas inmediatamente situadas a la derecha de éstas:  1LvCtlly9fcbkgvnl (con la contraseña base que hemos definido antes). Nada mal como contraseña.

8 trucos para crear contraseñas seguras y fáciles de recordar
Imagen de Shutterstock

 

Mezcla palabras entre sí

Antes hablábamos de mezclar las letras de una palabra, pero quizás eso te sabe a poco. En ese caso, puedes usar dos palabras (por ejemplo, la contraseña base y una palabra que te recuerde al servicio para el que vas a usar la contraseña) y mezclarlas totalmente entre sí.

Recomendado:   Cómo evitar que Instagram muestre que estás conectado

Lo importante aquí es crear tu propia norma de mezclado, sea algo con vocales y consonantes, o con el orden de las letras o el lugar que ocupan dentro de la palabra, o con las sílabas… ¡tú eliges!

 

No uses palabras: ve a por frases

Si una o dos palabras no te parecen suficiente, ¡no te cortes y usa frases enteras! La verdad es que dan más juego como contraseñas: son más largas, se pueden mezclar de muchas formas, y suelen recordarse mejor que una sola palabra.

Por ejemplo, para tu contraseña de Facebook podrías usar algo como “Mark Zuckerberg tiene un perro que se llama Beast” y coger sólo la primera letra de cada palabra: MZt1pqslB. Aderezándolo con alguna mayúscula y algún que otro número, queda perfecta. O incluso mejor con tu contraseña base: 1LvCtlly9MZt1pqslB.

 

Cambia el orden

No se trata sólo de desordenar al tuntún; también puedes simplemente cambiar el orden de las letras o las sílabas (ya sea de la contraseña en sí o sólo de la palabra que usas como base) y así hacer la contraseña más complicada, pero igual de fácil de recordar para ti.

Por ejemplo, la contraseña base que estamos usando en este artículo, una clave para Facebook podría ser 1LvCtlly9koobecaf8# (base + facebook al revés + número y carácter extra).

Recomendado:   Videoconferencias gratis en tu navegador con Cyclops

 

Utiliza tu libro favorito

¿Te cuesta pensar frases o palabras como contraseña base? Echa mano de tu libro favorito, y busca en él palabras o citas que te sirvan de inspiración (y que además podrás tener como referencia). Puedes jugar no sólo con la palabra en sí, sino con el número de página o línea donde la has encontrado, las siglas del autor, el nombre de algún personaje… las posibilidades son casi infinitas, y siendo un libro que te gusta mucho, difícilmente podrás olvidar esa contraseña.

8 trucos para crear contraseñas seguras y fáciles de recordar
Imagen de Shutterstock

 

Consejos extra de seguridad

Llegados a este punto, conviene recordar también algunos consejos básicos a la hora de crear contraseñas seguras para tus cuentas de usuario:

  • Como has visto en los puntos de arriba, es conveniente mezclar todo tipo de caracteres: letras, números, símbolos alfanuméricos… no te limites sólo a una cosa.
  • Las contraseñas, cuanto más largas, mejor. Es preferible que sean largas a que sean excesivamente complejas.
  • No utilices combinaciones de letras o números obvias, que se pueden sacar fácilmente con sólo conocerte un poco o ver tus perfiles de redes sociales: la fecha de tu cumpleaños, el nombre de tu mascota…
  • Básico: nunca, nunca compartas tus contraseñas con nadie.

 

2 comentarios acerca de “8 trucos para crear contraseñas seguras y fáciles de recordar

Publicar comentario

*