Domina las redes sociales sin que ellas te dominen a ti

Hace tiempo que oigo comentar entre familiares y conocidos cosas como «No me gusta Facebook porque sólo veo chorradas», o «No uso Twitter porque hay mucho listo ahí». Y mi primera reacción cuando escucho estas cosas es pensar que se están perdiendo lo mejor de estas redes sociales.

Domina las redes sociales sin que ellas te dominen a ti

Es cierto que en Facebook hay mucha morralla, y que en Twitter también encuentras muchos personajes dignos de olvidar, pero eso no quita que estas dos redes sociales sean también muy útiles, cada una en su propio campo. Facebook, por ejemplo, permite que familiares que viven lejos mantengan fácilmente el contacto, o que amigos que hace mucho tiempo que no se ven puedan reencontrarse y ponerse al día. Twitter, por su parte, es una excelente herramienta para mantenerse informado, generalmente más rápida que cualquier otro medio de comunicación – siempre y cuando se use con sentido común. Sin olvidar que las redes sociales, hoy en día, pueden ser un lugar donde enamorarse o conseguir un empleo.

Así que si estás pensando en abandonar Facebook o Twitter porque no les sacas partido o no lees más que tonterías, repasa antes estos consejos para configurar las redes sociales según tus gustos y necesidades, y sacarles el máximo partido.

 

1. No tienes por qué usar Facebook; vale con «estar ahí»

El principal problema de Facebook es que aunque quieras dejarlo, tus amigos y familiares están ahí, lo usan, y tampoco quieres cortar con ellos ese contacto de raíz. Pero una cosa es tener una cuenta de Facebook y otra, tener que usarla.

Recomendado:   Cómo evitar spoilers de Juego de Tronos en Twitter

Si no te acaba de convencer Facebook pero no quieres cerrarlo por no perder el contacto con gente que te importa, simplemente asegúrate de que tienes tu perfil configurado correctamente (atención a las opciones de privacidad) y olvídate de él.

Puedes entrar de vez en cuando para publicar algún mensaje o alguna foto, y también es buena idea que configures los avisos por email en caso de que alguien te etiquete en una publicación, por ejemplo. Pero no tienes que perder el tiempo repasando docenas de publicaciones absurdas.

Domina las redes sociales sin que ellas te dominen a ti

 

2. Si no te gusta lo que ves en Facebook, toma medidas

¿Y si quieres usar Facebook, pero te molesta la cantidad de tonterías que publican algunos de tus contactos? Pues déjame decirte que tú, y sólo tú, tienes la culpa de leer lo que lees en Facebook. Porque hay muchas formas de configurar tu sección de noticias (o «muro», como lo sigue llamando mucha gente) para que sólo veas lo más interesante.

Tienes varias opciones para personalizar tu muro, y también formas de gestionar las notificaciones y bloquear las invitaciones que más te den la lata. Por último, si un contacto se pone realmente pesado, puedes simplemente dejar de verlo en tu muro sin tener que borrarlo. Como ves, Facebook pone a tu disposición muchas herramientas para configurarlo a tu gusto, así que deja de quejarte… ¡y úsalas!

Recomendado:   ¿Qué es YouTube Music? ¿Cómo se utiliza?

 

3. ¿Te agobia Twitter? Usa listas, bloquea, silencia

Twitter puede ser otra fuente de agobios si no lo usamos con un poco de cabeza. Para empezar, no te obsesiones con seguir a todo el mundo que te interesa leer. Puedes seguir a unos pocos amigos, conocidos, familiares o personajes interesantes, y al resto los puedes guardar en listas.

Las listas de Twitter son una forma muy cómoda de organizar la información en Twitter, especialmente si lo usas para seguir las noticias, o como una herramienta profesional. Las puedes hacer de cualquier tema que se te ocurra («blogueros», «famosos», «recetas de cocina», «gatitos»…), y así mantienes tu timeline un poco más limpio al tiempo que la información permanece ahí accesible para cuando la quieras consultar.

Pero si tu problema con Twitter no es el exceso de información, sino ciertos personajes que no te dejan en paz, recurre al bloqueo sin piedad. Creo que la función de bloqueo en Twitter está muy infravalorada, y que la gente la debería usar mucho más. Si alguien te molesta en Twitter, lo bloqueas y no vuelves a verlo. Ojalá fuera tan fácil en la vida real.

Domina las redes sociales sin que ellas te dominen a ti

Otra opción un poco menos agresiva es la de silenciar usuarios. Si, por ejemplo, uno de tus contactos está siguiendo un partido de fútbol o asistiendo a un evento y no para de tuitear de ello (y a ti no te interesa lo más mínimo), puedes silenciarlo temporalmente para que deje de llenarte el timeline. Es más, algunos clientes de Twitter incluyen la opción no sólo de silenciar usuarios, sino de hacerlo también con determinados hashtags, palabras clave, y más.

Recomendado:   Vídeo: cómo descargar vídeos de Facebook a tu móvil

 

4. Usa herramientas para programar tus publicaciones

A veces ocurre que por mucho que no te guste una red social, tienes que estar en ella por motivos laborales: trabajas en marketing digital o en una agencia de prensa, eres periodista, tienes un blog y quieres promocionar lo que escribes en él…

Para estos casos, puedes usar herramientas de automatización que te permiten programar tus publicaciones, como Buffer o Hootsuite. De esta forma reduces el tiempo que tienes que dedicar a las redes sociales y además lo concentras todo en un solo momento – más cómodo y más práctico.

Recuerda, no dejes que las redes sociales te dominen… ¡tú mandas!

Publicar comentario

*