3 formas de detectar extensiones de Chrome peligrosas

Cuando instalas cosas en tu ordenador hay que poner mucha atención, porque algún que otro programa te la intentará colar. Y esta advertencia es particularmente seria cuando se trata de extensiones de navegador, ya que es uno de los programas que más usamos hoy en día, y puede ser la fuente de muchos problemas de seguridad y privacidad.

3 formas de detectar extensiones de Chrome peligrosas

Aquí van tres formas para detectar extensiones de Chrome potencialmente peligrosas. Se trata de 3 trucos que debes aplicar antes de descargar las extensiones (como es lógico) a fin de descartar cualquier posible peligro para tu ordenador. ¡Porque toda precaución es poca!

 

1. Presta atención a la descripción

Es una obviedad, pero sí, conviene recordarlo: hay que leerse bien la descripción de la extensión que quieres descargar antes de hacerlo. Quién lo iba a decir, ¿eh? Y muy importante, asegurarte de que haces scroll y llegas hasta el final del texto, porque a menudo esa letra pequeña oculta la parte más «fea» de la extensión al final de la descripción – y ésta no se ve si no haces scroll hasta el final.

3 formas de detectar extensiones de Chrome peligrosas

«… permiso para capturar datos anónimos de clicks»

2. Ojo con los permisos que otorgas

Los permisos que piden las extensiones son una parte a la que hay que prestar especial atención. Es lógico, por ejemplo, que una extensión que permita hacer algo especial en Facebook pida permiso para acceder a tu perfil de Facebook – de otra forma, no funcionaría. Pero no es tan lógico que pida también acceder a tu historial de navegación, por decir algo.

Recomendado:   Usa tu móvil como cámara de seguridad

3 formas de detectar extensiones de Chrome peligrosas

Repasa bien los permisos que pide cada extensión que quieras instalar, y por qué no, tambén los de las extensiones que ya tienes instaladas.

 

3. Lee la política de privacidad (esta vez de verdad)

Dicen que la mentira más frecuente de Internet es hacer clic en «He leído los términos y condiciones de uso, y la política de privacidad». Y sí, es cierto que muchas veces aceptamos cosas sin leer, pero en este caso deberías hacer un esfuerzo y leer la política de privacidad de las extensiones que vas a instalar – o al menos de esa extensión que ya de entrada te resulta sospechosa.

3 formas de detectar extensiones de Chrome peligrosas

Política de privacidad de la extensión FB Color Changer

Publicar comentario

*