Análisis: iPod Nano de séptima generación

El actual iPod Nano recupera el diseño alargado de generaciones anteriores, dejando atrás el formato «cuadrado» del modelo anterior. Gracias a eso, contamos de nuevo con una pantalla de 2,5 pulgadas que aprovecha al máximo las dimensiones del reproductor, además del añadido de un botón «home» al estilo del que vemos en el iPhone o el iPod Touch.

 TAGS:

La carcasa del Nano es de aluminio anodizado, en consonancia con los MacBook, el iPhone 5, el nuevo iPod Touch y el iPad mini. Apple parece querer dar a todos sus productos de última generación un acabado similar, un pequeño guiño de diseño que nos recuerda el amor de esta compañía por el detalle.

 TAGS:

Otro elemento que integra el Nano con el resto de nuevos productos de Apple es el nuevo conector Lightning, perfectamente integrado en sus 5,4 milímetros de grosor. Es precisamente gracias a este conector que Apple ha podido reducir al mínimo las medidas del nuevo iPod Nano, convirtiéndolo en el modelo más fino fabricado hasta la fecha. Dejando de lado los incovenientes de tener que usar un cargador distinto si tienes dispositivos de Apple anteriores, el Lightning es una gozada: más pequeño, más robusto y además, ya no tienes que estar mirando si lo enchufas del lado correcto o no – entra de las dos formas.

Recomendado:   Las mejores apps de notas y dibujo para el Apple Pencil

 TAGS:

 TAGS:

Pero vayamos al interior, que es lo interesante. El iPod Nano es un reproductor multimedia, y como tal su pantalla principal muestra las apps dedicadas a ello: música, vídeos, podcasts, fotos y radio. Incluye además la app de Nike+ que, junto con su acelerómetro, te permite usar el iPod Nano como podómetro en tus caminatas, o gestionar la reproducción de música de acuerdo con tu sesión de entrenamiento.

 TAGS:

La app de Música incluye las funciones que ya conocemos de sobras: reproducción por listas, artistas, álbumes, generos y más, modo continuo o aleatorio, soporte para Genius (que requiere activación en iTunes), audiolibros, podcasts, etc. La música, eso sí, se disfruta infinitamente más con los nuevos auriculares de Apple, los Earpods, que también encontrarás en la cajita del iPod Nano. Nuevo diseño mucho más cómodo, graves mucho más potentes… en definitiva, excelentes.

 TAGS:

Menos mal que el iPod incluye una limitación de volumen, porque si no más de uno se entusiasmaría tanto con el sonido que acabaría presentando a Apple una demanda por pérdida de audición.

Además de tu propia música, en el iPod Nano puedes escuchar la radio FM. La app de radio te permite sintonizar emisoras a la antigua usanza – moviendo la ruedecita con el dedo en la pantalla – o pedirle al Nano que haga un barrido de emisoras. También puedes marcar emisoras como favoritas para acceder a ellas más fácilmente y, al igual que en el iPod Nano de quinta generación, pausar la emisión de radio en directo.

Recomendado:   AirPods Pro: mi experiencia con ellos

 TAGS:

Música aparte, el iPod Nano también te permite ver fotos y reproducir vídeo. Aunque la pantalla de 2,5 pulgadas no es el soporte ideal para ver una película, sí que va bien para llevar siempre encima fotos de tus hijos, o vídeos graciosos que te apetece compartir. Para meter tanto fotos como vídeos en el Nano, tienes que sincronizarlos con iTunes y asegurarte de que estén en un formato que el Nano pueda leer.

 TAGS:

Además de las apps enfocadas a sus capacidades multimedia, el iPod Nano cuenta con un reloj con cronómetro y temporizador, y con una utilidad para grabar notas de audio – aunque lógicamente sólo funciona si le enchufas unos auriculares con micrófono incorporado. El menú de configuración del Nano, muy sencillo, te permite configurar un puñado de opciones. Una novedad de este reproductor que me ha gustado especialmente es que ahora incorpora bluetooth, ideal para conectarlo con el sistema de audio del coche y poder disfrutar de tus canciones favoritas sin cables ni complicadas conexiones.

En líneas generales, este nuevo Nano tiene un cierto toque minimalista: muy estilizado, ligero, fácil de usar, dedicado básicamente a la reproducción de audio y optimizado justo para esa función. 

 TAGS:

Para mí, el iPod Nano es el reproductor ideal para quien no necesita tantas funcionalidades como el iPod Touch, pero tampoco algo demasiado sencillo como el iPod Shuffle.

Recomendado:   Apple Music: qué es y cómo funciona

 TAGS:

Su tamaño es perfecto para meterlo en cualquier bolsillo, o incluso llevarlo a hacer deporte contigo – que por algo tiene la app de Nike+. Lo tienes disponible en la Apple Store en 7 colores (más el Red, que destina parte del precio a la lucha contra el SIDA en África) y en un solo tamaño, 16 GB, por 169 €.

6 comentarios acerca de “Análisis: iPod Nano de séptima generación

  1. ¿Te pagan algo por la publicidad gratuita chica geek?

    En fin, dejando atrás esa broma sarcástica (no te ofendas), lo has pintado tan lindo que me han dado unas ganas enormes de comprarme uno. Y encima con el nuevo enchufe!!!! Que maravilla no tener que estar revisando si lo conectaste bien, y lo del bluetoot me encantó, nada de cables que estorben.

    Creo que ya se cual será mi regalo para estas navidades 😀

    Responder
  2. Si le pagan por hacer publicidad mejor para ella, a ti no te afecta. El analisis estupendo.
    (Msantos, deberias aprender a escribir bien, eso haria que te expresaras mejor)

    Responder
  3. MSantos: no, no me pagan. Me dejan el producto para probarlo y luego lo devuelvo, eso es todo. Lo hago con productos de muchas marcas diferentes (Nokia, HP, Apple…), y siempre digo lo que hay. Si es bueno, lo digo; si es malo, también 😉

    Flunxone: ¡gracias!

    Responder
  4. Flunxone

    ¿Puedes decirme que parte de mi comentario no esta bien escrito? Aparte de eso, deje bien claro que era una broma. Sarcástica tal vez, pero broma. Y no, no me afecta si le pagan o no a Chica Geek, si lo hacen me alegra por ella, pero, repito, era una broma. Ahora bien, si al parecer la ofendí le pido disculpas y si lo que escribí no lo entiendes, pues dime que parte para que te la explique, que por mi no hay problema. Leí mi comentario varias veces ya aún no se que parte pudo no haberse entendido. Tal vez quieras decirme tú que fue lo que redacté mal.

    Responder

Publicar comentario

*