¿Qué es un programa potencialmente no deseado?

En este blog he hablado a menudo de virus, malware y otras criaturas indeseables, y de cómo evitar que se instalen en tu ordenador. Pero puede ser que tu software de protección detecte también otro tipo de amenaza: los programas potencialmente no deseados, también conocidos como PUP, sus siglas en inglés (potentially unwanted programs).

¿Qué es un programa potencialmente no deseado?

Foto de Abraham Williams

Pero, ¿qué son exactamente estos programas? ¿Por qué se llaman así? ¿Son peligrosos para tu PC? En este artículo daré respuesta a todas estas preguntas, para que tengas toda la información necesaria y puedas tomar la decisión correcta en el futuro.

 

Qué es un programa potencialmente no deseado

En lineas generales, un «programa potencialmente no deseado» es precisamente eso: un programa que nadie, o casi nadie, querría instalar en su PC. No es que sean un virus, pero tampoco son programas que aporten nada bueno: barras de herramientas que llenan de porquería el navegador web, extensiones que cambian tu página de inicio y hacen seguimiento de tu navegación, aplicaciones que hacen tu PC más lento o te muestran publicidad extra…

Pero, ¿quién en su sano juicio querría instalar estas cosas en su PC? El problema es que estos programas potencialmente no deseados suelen venir camuflados en el proceso de instalación de otras aplicaciones, y a menos que estés muy atento a todos los pasos de la instalación, se te colarán sin que te des cuenta. Y ésa es precisamente la razón de su nombre

Recomendado:   Con Samsung ya no hay excusas... ¡para no poner la lavadora!

 

Por qué se llaman así y no virus, malware, spyware…

Un malware es un programa que no tiene muy buenas intenciones y que se intala sin permiso expreso del usuario. Un programa potencialmente peligroso, en cambio, se instala con tu permiso – recuerda, lo has aceptado durante el proceso de instalación de otra aplicación, aunque haya sido sin querer.

¿Qué es un programa potencialmente no deseado?

Esta pequeña diferencia es la clave de por qué estos programas no son catalogados como malware. Estas ofertas incluidas «de regalo» en instalaciones son fuente de grandes ingresos para muchas empresas de software, que venden esos espacios a desarrolladores de toolbars, extensiones y demás.

Si un antivirus etiqueta un programa potencialmente peligroso como «malware», se arriesga a que la empresa de software o el desarrollador le ponga una demanda, porque no son realmente malware: son programas que piden permiso para instalarse, permiso que el usuario concede de forma voluntaria. Es cierto que este permiso muchas veces está semi-oculto entre otras opciones y al usuario prácticamente se le engaña para que acepte… pero hecha la ley, hecha la trampa.

 

Huye de los programas potencialmente no deseados

Aunque no son peligrosos (en el sentido de que no borrarán tus documentos o secuestrarán tu PC a cambio de dinero), los programas potencialmente no deseados se llaman así por algo.

Recomendado:   Vídeo: cómo proteger los datos de una memoria USB con contraseña

¿Qué pueden hacer estos programas en tu ordenador? Pues cosas como mostrar pop-ups de publicidad, alterar los resultados de búsqueda, cambiarte la página de inicio o el buscador por defecto del navegador web, crear accesos directos excesivos en el Escritorio, instalar barras de herramientas sin utilidad… como ves, nada realmente beneficioso para el ordenador.

 

Cómo eliminar estos programas de tu PC

Más que eliminarlos, lo más importante es evitar que se instalen desde un comienzo. Para ello, debes prestar mucha atención a los procesos de instalación de tus aplicaciones, y desmarcar cualquier casilla que te resulte sospechosa.

¿Qué es un programa potencialmente no deseado?

Pero si ya es demasiado tarde y tienes a alguna de estas simpáticas criaturas en tu PC, el primer paso es identificarlo. Ve al Panel de Control y repasa la lista de programas instalados en el ordenador. Si un nombre te llama la atención porque no recuerdas haberlo instalado, búscalo en Google para comprobar qué es. Y si descubres que es un programa potencialmente no deseado, desinstálalo.

Para aquellos que se resistan a una desinstalación estándar, puedes usar un programa como Malwarebytes Anti-Malware para deshacerte de ellos.

 

Publicar comentario

*