Cómo recuperar la productividad después de vacaciones

El mes de septiembre marca para muchos la vuelta al trabajo. Pero después de varias semanas de desconexión, cuesta mucho volver a concentrarse y a coger el ritmo necesario para ser productivo.

 TAGS:undefined

Cuando vuelves de vacaciones te has olvidado de todos los buenos hábitos que adquiriste a lo largo de los meses previos. Organizar las tareas y priorizar objetivos es más difícil, y te conviertes rápidamente en una víctima fácil de distracciones de todo tipo.

Pero vamos a ponerle freno a todo eso ahora mismo, y a retomar desde ya el control. ¿Quieres saber cómo? No te pierdas estos consejos para recuperar la productividad después de vacaciones.

 

1. Organiza y planifica tu trabajo

Antes de meterse de lleno en el trabajo, es importante saber qué hay que hacer. Párate unos minutos a pensar sobre tus objetivos (para el día, para la semana, para el mes…) y las tareas necesarias para lograrlos.

 TAGS:undefined

Hay muchas formas de planificar las tareas, dependiendo de qué tipo de trabajo tengas. Lo más fácil es hacer una lista cada mañana a primera hora, con todo lo que te gustaría hacer ese día. Pero si se trata de proyectos a largo plazo, puedes usar herramientas de gestión como Trello.

Tres consejos sobre la planificación:

  • No hagas listas de tareas infinitas. Tu tiempo tiene un limite. ¡Y haz descansos de vez en cuando!
  • Compagina el trabajo con tu ritmo natural. Si rindes más por la mañana, haz en ese momento la tarea que requiera más esfuerzo.
  • Escoge un método que se adapte a tu trabajo, y no al revés. Si al final resulta que lo que mejor te funciona es un post-it en el monitor, úsalo.
Recomendado:   Vídeo: análisis del Microsoft Surface Laptop

 

2. Mantén el email a raya

El correo electrónico suele ser la principal entrada de tareas para muchos de nosotros, pero también es una fuente constante de distracciones. ¡Llega un punto en que consultarlo se convierte en una adicción! Por suerte, puedes convertirlo fácilmente en tu aliado – y no en un enemigo para tu productividad.

 TAGS:undefined

Existen también varias formas de convertir el correo en una ayuda para el trabajo más que en una distracción. Puedes, por ejemplo, usar el mismo sistema de gestión de etiquetas de Gmail que explicaba aquí. O echar mano de una app como Spark.

Tres consejos sobre el email:

  • No cometas el error de tenerlo siempre abierto. Con revisarlo tres o cuatro veces a lo largo de la jornada es suficiente.
  • Ahorra tiempo yendo al grano y evita mensajes largos. Cuando escribes correos desde el móvil lo haces así y no pasa nada.
  • No tengas miedo de borrar mensajes que ya no necesitas revisar. Tarea completada, correo borrado, y a otra cosa.

 

3. Bloquea las distracciones

Pero el email no es la única fuente de distracciones. Para bien o para mal, Internet está llena de distracciones, desde los vídeos de gatitos de YouTube hasta los comentarios de tus amigos en Facebook.

 TAGS:undefined

Para controlar estas distracciones, primero hay que saber exactamente cuáles son. Puedes hacerlo con programas como Manic Time o ProcrastiTracker, que recogen estadísticas detalladas de tu uso del PC para que puedas ver en qué pierdes más tiempo.

Recomendado:   Videoconferencias gratis en tu navegador con Cyclops

También existen extensiones de navegador que hacen lo mismo, pero centrándose en páginas web. Puedes usar, por ejemplo, Website Time Tracker, Web Timer o TimeStats para Chrome, y Mind the Time o about:me para Firefox.

Si quieres un método más tajante, en este artículo te explico cómo bloquear el acceso a determinadas páginas web.

Tres consejos sobre las distracciones:

  • Antes de tomar acción, es vital saber qué causa tu distracción. Utiliza alguna de las herramientas aconsejadas para averiguarlo.
  • Las distracciones, bien gestionadas, son saludables y necesarias. Intégralas en tu rutina de trabajo, aprovechando las pausas para desconectar.
  • Más allá de Internet también hay distracciones. Cuidado con esas reuniones que se alargan hasta el infinito…

 

¡Aprovecha la tecnología!

En general, hay muchas herramientas (programas, extensiones, servicios online…) que nos ayudan a trabajar más y mejor, y a recuperar la productividad después de unas semanas de vacaciones.

Échale un vistazo, por ejemplo, a estas 5 utilidades colaborativas que puedes usar sin crear una cuenta de usuario, o a estas 9 extensiones de Chrome para ser más productivo.

 

Los anticonsejos para ser productivo

Hasta ahora hemos hablado de consejos para ser más productivo después de unas semanas de desconexión. Pero no olvides que tambié hay una serie de hábitos y costumbres que deberías abandonar lo antes posible si quieres mejorar tu productividad.

Recomendado:   Juega con LEGO y construye lo que quieras en tu ordenador

La multitarea, las reuniones, las redes sociales… no te pierdas los anticonsejos para mejorar tu productividad en este artículo.

 

Publicar comentario

*