15 consejos para hacer un PowerPoint que no sea soporífero

¿Te suena el concepto «muerte por Powerpoint»? Se utiliza a menudo para hablar de esas presentaciones en PowerPoint que, en lugar de transmitir un mensaje con éxito, casi consiguen matar de aburrimiento al público.

Seguro que tú has pasado por alguna de ellas: un presentador con voz monótona que sólo lee lo que sale en pantalla, diapositivas llenas de texto con una fuente en tamaño minúsculo, un diseño que parece hecho por un niño de Preescolar…

15 consejos para hacer un PowerPoint que no sea soporífero
Imagen de Shutterstock

Por suerte, hacer que tus presentaciones de PowerPoint sean un éxito es más fácil de lo que parece. Sí, hay que superar ese miedo a hablar en público que muchos tenemos. Pero teniendo en cuenta unos pocos punto clave y practicando mucho, ¡es posible!

Aquí tienes 15 consejos para hacer que tu presentación de PowerPoint no sea soporífera, y que tu público, en lugar de morir de aburrimiento, se lo pase bien y aprenda cosas nuevas.

 

Contenido

El contenido es, lógicamente, una de las partes más importantes de tu presentación. Antes ni siquiera de abrir PowerPoint, debes tener claro sobre qué tema tratará tu presentación, y qué puntos quieres tocar en ella. Incluso es recomendable hacer un pequeño guión antes, para asegurarte de que no te dejas nada y de que tampoco te vas por los cerros de Úbeda. Una vez lo tengas claro, aplica estos consejos:

  • Usa la estructura clásica de introducción (explica qué vas a decir), desarrollo (cuenta tu historia) y resumen (repite los puntos clave). Así será más fácil llevar al público a través de la presentación.
  • Sé todo lo claro y conciso que puedas. Céntrate en el tema elegido y en los puntos clave que quieres tratar. Si desvarías demasiado, perderás a tu público.
  • Las diapositivas están ahí como soporte de lo que vas a decir, no para decirlo por ti. Ayudan a reforzar tu mensaje, pero no lo reemplazan. Por eso, no tienen por qué ser frases completas, ni siquiera gramaticalmente correctas.
  • Relacionado con el punto anterior: utiliza tantas diapositivas como necesites para transmitir tu mensaje. Hay quien defiende la idea de cuantas menos diapositivas mejor, pero en realidad lo importante es el tiempo que tú tardes en explicar el concepto al que tu presentación hace referencia. Puede hacer presentaciones de 10 diapositivas y 1 hora, y presentaciones de 30 diapositivas y media hora.
Recomendado:   Escucha música online gratis con Kickass Music

15 consejos para hacer un PowerPoint que no sea soporífero

 

Diseño

Además del contenido, el diseño es el otro elemento clave de tu PowerPoint. Tal y como decía en un punto anterior, la presentación es el soporte visual de tu discurso, así que no te cortes en hacer el diseño tan llamativo como puedas para captar la atención de tu público y ayudarles a que se queden con tu mensaje. Sigue estos puntos básicos:

  • Usa elementos visuales simples pero evocadores, capaces de transmitir fácilmente un concepto complicado. No subestimes el poder de una imagen para transmitir tu mensaje.
  • Juega con el contraste para marcar los puntos y conceptos clave en tu presentación. Para lograrlo puedes jugar con colores (tanto de fondo como de texto), con el tamaño de la fuente o con efectos como subrayados o negritas.
  • No te pases con el texto en tus diapositivas. Recuerda: no debes usar tu presentación como guión de tu discurso hablado (para eso están las notas de PowerPoint, las tarjetitas en tu mano… o tu memoria). Por ejemplo, si tienes una lista de 4 puntos, pon cada uno en una diapositiva (en lugar de los 4 en una) y así los harás destacar aún más.
  • Utiliza fuentes sencillas y de gran tamaño, como Arial o Helvetica. Ten en cuenta que la gente tiene que leer desde varios metros. El truco está en pensar en cada diapositiva como si fuera un anuncio que debería captar la atención del público en unos pocos segundos.
Recomendado:   Cómo acceder a las categorías ocultas de Netflix

15 consejos para hacer un PowerPoint que no sea soporífero

 

Presentación

Llega el gran día, el momento de exponer tu presentación ante el público. Antes de nada, pon en práctica dos costumbres básicas: la primera, llegar al lugar de la presentación con tiempo suficiente para prepararlo todo (y hacer un último repaso si necesario); y la segunda, comprobar in situ que todos los temas tecnológicos funcionan correctamente. Cosas como configurar la conexión a Internet en tu PC si la necesitas, o comprobar que ese vídeo que has incluido en tu PowerPoint se reproducirá sin problemas. Una vez empieces, recuerda estos puntos:

  • Varía el contenido que expresas verbalmente del que muestras en pantalla. Como ya he dicho antes, no se trata de leer un guión, sino de expresar tu mensaje con palabras apoyadas visualmente desde la presentación.
  • Dirígete directamente a tu público, habla con ellos, hazles preguntas, involúcrales en la historia que estás contando. Si es posible, mantén el contacto visual con ellos.
  • Haz participar al público en la presentación, aunque sólo sea con una de esas preguntas de «que levante la mano quien…»
  • Si la presentación se presta a ello, puedes añadir toques de humor o anécdotas personales. Pero cuidado, no te pases de gracioso ni tampoco toques temas que podrían herir la sensibilidad de alguien.
Recomendado:   Cómo capturar y guardar Instagram Stories... sin que te pillen
15 consejos para hacer un PowerPoint que no sea soporífero
Imagen de Shutterstock

 

Para todo lo demás… ensayos

No hay una receta mágica para crear un PowerPoint de éxito, pero si sigues estos consejos, al menos conseguirás no matar de aburrimiento a tu público. Por lo demás, el consejo general más importante para hacer buenas presentaciones es, simplemente, ensayar.

Practica, practica y practica. Primero solo, delante del espejo o ante tu mascota, pero luego delante de alguien que pueda darte feedback y decirte qué necesitas mejorar. Cuando más ensayes tu presentación y más cómodo te sientas con su contenido, mejor será el resultado.

 

Imagen de portada de Shutterstock

 

Publicar comentario

*