24 consejos básicos de seguridad

A finales de 2013, en octubre, se celebró el Mes de la Ciberseguridad, una campaña destinada a hacernos más conscientes a todos de la importancia de tomar medidas de seguridad cuando usamos software o navegamos por Internet.

24 consejos básicos de seguridad

Para contribuir a esta concienciación, Google publicó una serie de consejos básicos de seguridad en su perfil de Google+, a razón de uno por día. Aquí os dejo el resumen de todos ellos, para que sirva como recordatorio y para que todos seamos un poco más responsables cuando usamos Internet.

1. No compartas tu contraseña. A menudo no le damos a las contraseñas la importancia que tienen, y esto nos puede costar más de un disgusto. No compartas tu contraseña con nadie y asegúrate de que las contraseñas que usas son seguras.

2. Activa la verificación en dos pasos. Para una protección extra, algunos servicios online permiten activar un sistema de seguridad llamado verificación en dos pasos. En este tutorial te explico cómo activarlo en Facebook y Twitter.

3. Aprende a borrar tus dispositivos en remoto. Lo peor de que te roben el móvil no es sólo la pérdida material (porque no suelen ser baratos), sino los datos que guardas dentro. Aprende a eliminar esos datos remotamente para minimizar la pérdida.

4. Denuncia contenido inapropiado. Si ves mensajes engañosos en tu perfil de Facebook, o recibes correos que intentan hacerse pasar por tu banco, no te quedes parado y denúncialos.

5. Bloquea tu dispositivo. Me sorprende la cantidad de gente que lleva su móvil sin bloquear. No se lo pongas tan fácil al típico gracioso que quiere mirar tus cosas… o a quien te roba el móvil. ¡Activa el bloqueo de pantalla!

Recomendado:   Cómo resetear un móvil

6. Protege tu WiFi. Desde poner un identificador (SSID) y una contraseña en condiciones (cambiando los que viene por defecto, por supuesto), hasta filtrar por IP o dirección MAC los dispositivos que se pueden conectar, hay varios trucos para proteger tu conexión WiFi.

7. Crea contraseñas seguras. ¿Cómo crear contraseñas seguras – difíciles de adivinar, pero a la vez fáciles de memorizar? Aquí tienes algunos trucos que pueden servirte de ayuda.

 TAGS:

8. Piénsalo dos veces antes de compartir. Cualquier foto o mensaje puede llegar más allá de donde pretendes que lo haga. ¡Piénsalo bien! Y haz buen uso de las opciones para compartir en Facebook, YouTube, Google+ y otras redes sociales. Tu contenido no tiene por qué ser visible para todo el mundo.

9. Actualiza tu software. Los desarrolladores están constantemente trabajando en nuevas versiones de sus programas, que solucionan errores y vulnerabilidades varias. Actualiza tus programas a menudo y estarás más seguro.

10. Cuidado con lo que descargas. No te fíes del primer botón «Download» que veas. Lee bien la letra pequeña, y ojo con esos botones que en realidad son anuncios – normalmente tienen un símbolo de «Ad» o «Advertisement» en un rinconcito.

11. No abras emails sospechosos. ¿Remitente desconocido? No lo abras. ¿Email extraño de un contacto? No lo abras. ¿Enlace sospechoso en un email del banco? No lo abras. Lo más probable es que todos ellos sean un timo.

12. Instala software sólo de fuentes de confianza. Comprueba la reputación de la web de donde descargas el programa (mejor si es «oficial», como la App Store o Google Play) y lee bien todos los pasos durante la instalación.

Recomendado:   5 webs para disfrutar de videojuegos retro en tu navegador

13. Utiliza un gestor de contraseñas. Ya va siendo hora de que dejes de usar la misma contraseña para todo. Y si no te ves capaz de memorizarlas todas, es muy sencillo: usa un gestor de contraseñas, que lo hará por ti.

14. Sé escéptico; no te lo creas todo. ¿Un presidente africano ingresará una millonada en tu cuenta si le das tu número? ¿Van a cerrar WhatsApp si no reenvías ese mensaje? ¿A que suena ridículo? Pues eso… no te lo creas.

15. Lee los avisos de seguridad. Nunca me cansaré de decirlo: hay que leer, y fijarse bien en los detalles. Instalaciones de software, avisos del navegador, alertas de seguridad… Si recibes uno, ¡préstale atención!

 TAGS:

16. Utiliza la función de recuperar cuenta. Los servicios de email y las redes sociales suelen tener una función que te permite recuperar tu cuenta en caso de que pierdas acceso a ella. Configúrala antes de que sea demasiado tarde…

17. Utiliza software de seguridad. A veces no es suficiente con ser precavidos, y conviene utilizar software para proteger tu sistema. Un buen antivirus residente, más un análisis periódico con algún anti-spyware es más que suficiente.

18. Cierra tu sesión en ordenadores públicos. Tener acceso a un ordenador de uso público está muy bien, sobre todo cuando estás de viaje. Pero conviene tomar una serie de precauciones… ¡y mucho ojo con dejar tu sesión de Facebook abierta!

Recomendado:   Lingoda, la academia de idiomas online para aprender inglés, francés o alemán

19. Usa servidores seguros donde puedas. El protocolo HTTPS le añade una capa extra de seguridad a tu navegación web. Puedes activarlo en redes sociales, y con el programa HTTPS Everywhere, extenderlo al resto de páginas web que sueles visitar.

20. Usa un navegador seguro. Si ya es importante tener tu software actualizado, todavía lo es más en el caso del navegador web. Sea cual sea el que uses (Chrome, Firefox…), configúralo correctamente y mantenlo siempre actualizado

21. Repasa las opciones de privacidad en redes sociales. Todo usuario de Facebook, Twitter y otras redes sociales debería leer al detalle las opciones de seguridad para saber exactamente quién puede ver lo que publica. Aquí tienes algunos consejos básicos para ello.

22. Aprende a configurar tus programas. La información es poder. Tómate el tiempo y la molestia de repasar las opciones de configuración de tus programas favoritos, y ajústalas para usarlos de la mejor forma posible.

23. Haz copia de seguridad de tus datos. Otro tema al que no solemos darle importancia… hasta que es demasiado tarde. No lo pienses más y haz copia de seguridad de tus documentos YA.

24. Utiliza tus dispositivos para las tareas más privadas. Las wifis abiertas son prácticas (sobre todo cuando estás de viaje en el extranjero) pero no son muy de fiar. Para esas cosas privadas, como mirar el saldo del banco o pagar con tarjeta, mejor usa tu propia conexión en tu propio dispositivo.

Publicar comentario

*